Agosto, un mes marcado por el calor y las tormentas

Agosto, un mes marcado por el calor y las tormentas

La precipitación acumulada es de casi el doble que la del promedio climático del periodo 1981-2010

EUROPA PRESS

La Comunitat Valenciana ha cerrado un agosto cálido y muy húmedo, con una temperatura media de 0,7 grados superior que la de la climatología de referencia, con alguna noche que ha rondado los 27 grados, y una precipitación acumulada de casi el doble que la del promedio climático del periodo 1981-2010.

El viento de poniente elevó el día 9 las temperaturas por encima de 42 grados en localidades de Valencia y Alicante; con hasta 43,5 grados en Xàtiva; 43 en Sumacàrcer y 41,4 en el Observatorio de Valencia, una de las pocas ocasiones en las que se ha superado la cifra de 41 grados en la ciudad desde que comenzaran las observaciones a mitad del siglo XIX, según el balance climatológico realizado por la delegación territorial de Aemet en la Comunitat Valenciana.

Las mínimas de la madrugada siguiente, la del día 10, fueron «muy destacables», con 26,6 grados en el aeropuerto de Valencia, la noche más cálida registrada en este punto desde que comenzó sus registros en 1966. La mínima de Valencia del día 10, 26,9 grados, solo había sido superada por los 27 del 28 de julio de 2015. De hecho, no bajaron de 26,5 grados en el litoral de Valencia y el norte de Alicante.

Tras este periodo de calor, las temperaturas descendieron, se registró un nuevo aumento el 18 y entre el 20 y el 28 se situaron ligeramente por debajo de los valores normales de final de agosto. En la anomalía mensual, el mes ha sido más anómalo en el interior, con observatorios con una media superior a 1,5 grados respecto al promedio normal de agosto. Por contra, en el litoral las brisas han suavizado las temperaturas, por lo que la anomalía térmica del mes es inferior a un grado.

En cuanto a precipitaciones, la acumulada ha llegado a 37,8 litros por metro cuadrado, casi el doble que la del promedio climático del periodo 1981-2010, lo que permite calificar el mes como muy húmedo, al igual que los de 2017 y 2018. Por provincias, la precipitación acumulada en Alicante es más de cinco veces superior que el promedio provincial de agosto; en Valencia el superávit es del 48% y en Castellón del 41.

Lo más destacado ocurrió en la madrugada del 20 al 21 en la provincia de Alicante, con tormentas que comenzaron por el norte de la provincia, afectando al norte del macizo del Montgó: Pego, el Verger y playas del oeste de Dénia. En esa zona las precipitaciones llegaron a ser muy fuertes, localmente torrenciales, con 138 litros por metro cuadrado en el Verger y 141 en Pego.

Con el avance de la madrugada las precipitaciones intensas se trasladaron al sur de la provincia, donde se llegaron a los 123,8 l/m2 en Rojales, 86,8 en Alicante y 85,4 en el aeropuerto. De hecho, en los observatorios de Pego, Rojales, aeropuerto de Alicante-Elche y Alicante fue el día de agosto más lluvioso desde que hay registros (1858 en el caso de la ciudad de Alicante).

Los días 26 y 27 las tormentas fueron especialmente intensas en el sur de Castellón y norte de Valencia, con hasta 57,7 l/m2; 49 en Viver y 42 en Llíria. En total, ha habido once días de tormentas que han dejado más de 8.000 descargas que impactaron en el territorio de la Comunitat.

Los datos concluyen que agosto ha sido seco en el 3% del territorio, normal en el 14%, muy húmero en un tercio e incluso extremadamente húmero en zonas del litoral de Alicante 85%). En el resto, ha sido húmedo.

Temas

Aemet