Peleas contenidas y más borracheras en los disfraces de Rafelbunyol

Parte del dispositivo de seguridad de Rafelbunyol, poco antes del arranque de la fiesta. / lp
Parte del dispositivo de seguridad de Rafelbunyol, poco antes del arranque de la fiesta. / lp

El dispositivo de un centenar de agentes impide altercados graves en una noche con 13.000 asistentes y veinte intoxicaciones etílicas

J. A. MARRAHÍ

valencia. Rafelbunyol se blindó ayer de policía para su multitudinaria fiesta de disfraces. Con más de 13.000 personas transformadas por su indumentaria, bebiendo y bailando fue imposible evitar roces y peleas, pero según el ayuntamiento de la localidad fueron «aisladas y atajadas con rapidez por parte de los agentes». Eso sí, hubo más borracheras que otros años.

Como avanzó ayer este diario, el dispositivo de seguridad estuvo conformado por casi toda la plantilla de la Policía Local del municipio, apoyada por guardias civiles y agentes de la Policía Autonómica. En suma, unos cien uniformados con los ojos puestos en la multitud. Hubo quien llegó a las manos, pero sin mayores consecuencias. Según el consistorio, no se repitieron escenas violentas como las vividas recientemente en Picanya, Albal o Quart de Poblet. A lo largo de la noche se produjeron 22 incautaciones de objetos prohibidos y drogas, pero ningún arresto.

Una veintena de personas fueron asistidas por el personal sanitario desplazado al evento, la mayoría por intoxicaciones etílicas. Alfredo Pacheco, coordinador del dispositivo e intendente de la Policía Local de Rafelbunyol, lamentó el elevado número de «menores con problemas de alcohol y drogas».

Los policías realizaron 22 incautaciones de drogas y objetos prohibidos durante los actos festivos

El ayuntamiento implantó un punto violeta (zona de atención de casos de violencia sobre la mujer), No se produjeron denuncias por agresiones o abusos, pero sí pasaron por allí más de medio millar de personas interesadas en información.

Para Pacheco «el operativo ha sido un éxito y ha permitido a los asistentes disfrutar de una noche de fiesta tan especial con una total tranquilidad». El jolgorio comenzó en torno a las siete de la tarde, con disfraces infantiles a ritmo de batucada o 'photocall' en la calle Magdalena. Después siguió la multitudinaria invasión de trogloditas, indios, vaqueros, personajes de cuentos y superhéroes. Bailaron con la orquesta No Comment y la fiesta continuó de madrugada, hasta las seis, a ritmo de discomóvil.

El punto caliente anoche era Xirivella, en máxima alerta policial por la multitudinaria concentración de la Nit de Les Figues, con una previsión de más de 5.000 asistentes. El dispositivo previsto era «el mayor de la historia de las fiestas», como indicaron fuentes municipales. Al cierre de esta edición estaba activa un 70% de la plantilla de la Policía Local, unos veinte agentes. Además, la Delegación del Gobierno en la Comunitat aportó unidades de la UPR, antidisturbios de la Policía Nacional. Los agentes de la Policía Nacional de las vecinas comisarías de Quart y Mislata estaban en alerta para prestar apoyo en caso de incidentes graves. Esta noche la población también estará blindada para el concierto de la Orquesta Montecarlo.