Los padres asisten a la reconstrucción de la muerte de la mochilera valenciana desaparecida en Perú

Dos policías españoles ayudan en Perú a investigar muerte de la valenciana Nathaly Salazar./EFE
Dos policías españoles ayudan en Perú a investigar muerte de la valenciana Nathaly Salazar. / EFE

Policías Nacionales desplazados desde España colaboran con los investigadores en la localización del cuerpo para confirmar la versión de los dos detenidos

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Los padres de la joven mochilera valenciana desaparecida en Perú, Nathaly Salazar Ayala, de 29 años, tienen previsto desplazarse hoy a una reconstrucción de su muerte. En este trámite estarán acompañados por policías del país sudamericano, que han detenido a dos jóvenes guías cuya versión, a falta de la localización del cadáver, ha supuesto un triste desenlace para el caso. Han confesado a las autoridades que la víctima sufrió un accidente de tirolina cuando visitaba una zona turística de montaña y que, asustados ante las consecuencias del percance, decidieron ocultar la desgracia y arrojar el cuerpo sin vida a un río de la zona.

Dos agentes especializados del Equipo de Intervención Exterior de la Policía Nacional desplazados a Perú están colaborando con las autoridades policiales locales en las investigaciones relacionadas con la desaparición de la ciudadana española Nathaly Salazar. La División de Investigación Criminal peruana ha detenido a dos personas presuntamente relacionadas con los hechos, quienes habrían mantenido contacto con ella en la zona de Maras-Moray. Los arrestados han manifestado que murió de forma accidental y que se deshicieron del cuerpo arrojándolo al río Urubamba, donde se centran ahora las labores de búsqueda.

Más información

El pasado día 7 de enero se tuvieron las primeras noticias de la desaparición en la provincia de Cuzco (Perú) de Nathaly Salazar, natural de Ecuador pero con doble nacionalidad española ecuatoriana y residente en Valencia junto a su familia desde hace quince años. De forma inmediata, los investigadores de la Brigada Central de Investigación de Delitos Contra las Personas contactaron con el Agregado de Interior de la Embajada de España en Lima, quien confirmaba dichas informaciones e iniciaba los contactos con las autoridades policiales peruanas. Asimismo se contactó con los servicios de emergencias consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Fue un día más tarde cuando los familiares de la joven desaparecida presentaron denuncia por estos hechos en Valencia, indicando que no tenían noticias de ella desde el día 1 de enero. Tras contactar con el hostal de Cuzco en el que se alojaba confirmaron que Nathaly había abandonado el establecimiento en la mañana del día 2 con la intención de dirigirse a visitar esa mañana la zona de Maras-Moray, a unos cincuenta kilómetros de Cuzco, habiendo dejado allí sus pertenencias.

Más información

Con la finalidad de dar una respuesta rápida a esta desaparición se activó de manera urgente el protocolo de intervención del Equipo de Intervención Exterior de la UDEV Central, desplazándose hasta Perú dos agentes especializados en la investigación de desaparecidos y de homicidios para, junto con el Agregado de Interior, prestar apoyo y colaboración a las autoridades encargadas y responsables directamente de la investigación pertenecientes a la División de Investigación Criminal (DIVINCRI).

Una vez en Cuzco se tuvo conocimiento de la identificación por parte de los investigadores de dos sujetos que habrían mantenido contacto por última vez con la desaparecida en la zona de Maras-Moray, por lo que fueron trasladados hasta dependencias policiales. Allí reconocieron el fallecimiento de Nathaly Salazar, según sus manifestaciones de forma accidental. Tras ello trataron de ocultar el cadáver arrojándolo al río Urubamba, indicando a los investigadores el lugar exacto en el que lo habrían abandonado. Desde este momento las investigaciones están centradas en localizar el cuerpo de la mujer, para lo cual se han desplazado unidades de montaña hasta el lugar donde permanecen los policías españoles para prestar su colaboración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos