Veinte mil profesores afrontan las oposiciones con más opciones

Decenas de aspirantes esperan en el IES Antonio José Cavanilles de Alicante en unas oposiciones de docentes. / álex domínguez
Decenas de aspirantes esperan en el IES Antonio José Cavanilles de Alicante en unas oposiciones de docentes. / álex domínguez

La prueba tiene la menor ratio por puesto de la década, aunque casi el 80% de las 4.300 plazas las ganarán interinos

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

El 26 de junio empezarán las oposiciones para convertirse en profesor funcionario de Secundaria y de enseñanzas de Régimen Especial más fáciles de los últimos años. No por la dificultad de las pruebas -que se preparan durante meses o años-, sino por la ratio de aspirantes por plaza. En total, sumando los puestos que se ofrecen en cada uno de los cuerpos y especialidades habrá, en el escenario más conservador, cerca de cinco opositores para cada vacante.

Esto significa que la competencia no será muy dura. Más bien la contrario, teniendo en cuenta que se trata de las cifras más bajas de entre todos los procedimientos de acceso impulsados en la última década. Los datos y las comparativas forman parte del análisis realizado por Roberto Romero, trabajador de la Federación de Enseñanza de CC. OO. PV, que se puede consultar en su blog 'Vamos a contar verdades'.

Tal y como explica el autor a LAS PROVINCIAS, ha tomado como base la lista provisional de admitidos a las oposiciones, sumando los diferentes aspirantes de cada una de las especialidades, lo que arroja un total de 20.119 opositores para 4.390 plazas de funcionario de carrera. De cruzar estos datos sale la ratio de 4,58 por puesto. La cifra no coincide del todo con la convocatoria oficial porque se han sumado también los puestos reservados a personas con alguna discapacidad que finalmente pasarán al turno libre, ya que en bastantes casos hay menos aspirantes que oferta.

La proporción de aspirantes para cada puesto ofertado se sitúa en 4,58

Como señala Romero en el blog, se trata de «los límites superiores de las ratios», teniendo en cuenta que hay aspirantes que no se llegan a presentar, sin olvidar a una parte del colectivo (menor que el anterior) que no supera las pruebas del C1 de Valenciano y del Certificado de Capacitación, requisitos obligatorios para poder opositar.

La relación de aspirantes por cada plaza más baja se da en la oferta de de Catedráticos de Música y Artes Escénicas (2,78 por cada una), seguida de la de Escuelas Oficiales de Idiomas (3,75), profesores técnicos de FP (4,34), Artes Plásticas y Diseño (4,42), Secundaria (4,59) y Música y Artes Escénicas (9,39). Entrando en las especialidades incluidas en cada cuerpo, la más favorable será la de Equipos Electrónicos, de FP, (1,92), y la más competida la de saxofón, de Música y Artes (16,6).

El autor se ha remontado hasta 2008 para calcular la ratio de los procesos selectivos que con anterioridad han afectado a alguno de los cuerpos que se incluyen en la oposición actual. Y en todos el dato es más favorable, con la única excepción del de Música y Artes Escénicas, que se situó en 6,83 en 2016. De hecho, la diferencia es abismal en muchos casos, como el de Secundaria, donde se pasa de promedios de entre 14 y 16 aspirantes al 4,59 de 2019. En FP, que llegó en 2013 a 24, se baja a algo más de cuatro. La cifra global, teniendo en cuenta todos los aspirantes y las plazas ofertadas, pasa de entre 12 y 20 opositores por puesto en convocatorias anteriores a 4,58 en la actual.

Las oposiciones no sólo baten récords de ratios, sino que son las más generosas de los últimos 30 años al sumar más de 4.300 puestos de turno libre (4.600 si se cuentan las reservas para aspirantes con discapacidad). Teniendo en cuenta la tendencia de los procesos selectivos anteriores, el colectivo docente interino será el más beneficiado, pues es el que se queda con la mayoría de las plazas. Por un lado, el peso de la experiencia que computa en el concurso de méritos suele ser clave en la nota final, sin olvidar que, más allá de la preparación de la teoría, se les presupone mayor bagaje para afrontar las pruebas prácticas, pues están íntimamente relacionadas con su quehacer diario en las aulas.

Ayudas de hasta 600 euros para estudiar FP

La Conselleria de Educación ha convocado ayudas para fomentar el acceso de las alumnas a ciclos formativos de Formación Profesional por un importe global máximo de 97.600 euros, lo que supone un 3 por ciento más que la convocatoria anterior.

Con estas ayudas se busca favorecer la presencia femenina en ciclos de Electricidad y Electrónica, Energía y Agua, Fabricación Mecánica, Instalación y Mantenimiento y Transporte y Mantenimiento de Vehículos, en centros educativos públicos valencianos, según un comunicado de la Generalitat.

Se trata de ciclos con una escasa presencia femenina, pero que presentan una buena inserción profesional y, por ello, estas ayudas tratan de fomentar la incorporación de la mujer a un nicho con un potencial elevado.

El importe global máximo de las ayudas será de 97.600 euros y la podrán solicitar las alumnas que se hayan matriculado, por primera vez, en el curso escolar 2018-2019, en el primer curso de algún ciclo formativo de FP básica o de grado medio o superior de las familias profesionales mencionadas.

Este importe se distribuirá de manera equitativa entre todas las beneficiarias, de manera que cada una recibirá una cantidad idéntica, sin sobrepasar el límite máximo de 600 euros, con un mínimo de 390,40 euros. El número máximo de becas otorgadas será de 250.

El plazo de presentación de solicitudes será del 1 de julio de 2019 al 19 de julio de 2019, ambos incluidos, y el trámite se debe hacer, preferentemente, por medios electrónicos y a través de la plataforma de tramitación de la Generalitat Valenciana.

El año pasado, que también se convocaron oposiciones masivas de maestros, los que ocupaban vacantes de manera temporal consiguieron el 77% del total. Y si se tiene en cuenta lo sucedido en convocatorias de Secundaria y de régimen Especial de años anteriores todo hace prever que sucederá lo mismo. De hecho, Romero está preparando otro análisis en este sentido. «Históricamente, incluyendo al resto de territorios, alrededor del 80% de las plazas las han sacado interinos, y estoy seguro de que estaremos en estos órdenes de magnitud», explica.

La Federación de Enseñanza se ha mostrado favorable a estas convocatorias masivas al considerar que son la herramienta adecuada «para transformar empleo temporal en empleo estable». De hecho CC. OO. fue uno de los sindicatos firmantes del acuerdo que busca reducir las plazas temporales al 8%, porcentaje que en la Comunitat ha llegado a rozar el 30%. «Cuando pasen las siguientes tandas de oposiciones de maestros y profesores -2020 y 2021- nos habremos situado en un 14% o 15%. Difícilmente llegaremos al objetivo porque partíamos de unas tasas muy altas de empleo precario y ha crecido la plantilla. Habremos solucionado la mitad del problema, entendiendo que el trabajo temporal es un problema», sentencia.