Voladura del carril bici

BORJA RODRÍGUEZ

Hemos llegado al punto en el que confluyen por un lado, las obras del carril bici ideadas por el concejal Grezzi y por otro, el hartazgo de la ciudadanía cuya paciencia se ha agotado tras casi cuatro años de un gobierno municipal sectario y dictador. Digo sectario porque se ha obstinado en llevar a cabo políticas exclusivas pensadas para sus electores, en este caso las dedicadas al gusto por la bicicleta del concejal, el mismo que presumiblemente ayudará a perder la alcaldía de Valencia. Recuerden que unas elecciones no las gana el partido en la oposición sino que las pierde el partido que gobierna en el poder. Por ahora las circunstancias se cumplen. Digo dictadores porque en las políticas de movilidad no han consultado ni con las concejalías afectadas y mucho menos con la ciudadanía. Lo de la circulación de la calle Colón, calle Alicante o la avenida Reino de Valencia es de traca. Estamos de acuerdo con la necesidad de vivir una ciudad adaptada a la bici pero hasta un punto. Porque ¿hemos mejorado el transporte público? No. ¿Tenemos un servicio de bus o metro digno? No. Y, ¿por qué se les llena la boca con políticas inclusivas? Pregunten a cualquier invidente, persona con silla de ruedas o de la tercera edad, ¿cómo pueden cruzar la calle Colón? Con miedo, porque todo artefacto que va por el carril bici no se oye y circula a gran velocidad (sin seguro y sin responsabilidad civil). Los transportistas se vuelven locos para realizar su trabajo y el caos circulatorio que provocan todos estos elementos enervan al votante valenciano. Porque además de ser ciudadanos, desde ya somos votos andantes y los candidatos lo saben. No solo la oposición toma partido contra el carril bici de estas y otras zonas que dañan innecesariamente la dinámica de la ciudad, además la propia Sandra Gómez se ha descolgado dándole un 'zasca' al alcalde Ribó para que admita que se ha equivocado con el carril de Reino de Valencia y rectifique. No lo hará. Pero las urnas pondrán todo en su sitio aunque el alcalde sea de la opinión de que la gente se acostumbra a la incomodidad que suponen los atascos de tráfico originados por la nefasta gestión de la movilidad en Valencia. ¿Usted se acomoda a convivir con una fístula? ¿Se cree que somos necios ciudadanos valencianos?

Es necesario 'volar' el carril bici en los puntos estratégicos que ahogan la circulación de la tercera ciudad de España. María José Català, candidata popular para la alcaldía apuesta por eliminar los más dañinos y 'reordenar' el de la calle Colón. En esa misma línea han ido el resto de aspirantes aunque ninguno ha dejado caer su intención de una auténtica 'voladura' de los tramos de carril bici más dañinos como el mencionado de la calle Colón y Guillem de Castro. Para todo eso, estará Vox.