VICTORIA IMPRESCINDIBLE PERO SE SUFRE EN DEFENSA

FERNANDO GÓMEZ

Veis, siempre es bueno conservar la tranquilidad, contar hasta diez y esperar para comprobar cuando te dan y cuando te quitan. La semana pasada el VAR te privó, de forma acertada, de adelantarte en el marcador contra el Girona. Una semana después es el VAR, también de forma acertada, el que te permite sacar ventaja en el luminoso. Una ventaja, por otro lado, que se antojaba prácticamente definitiva. Hubo oportunidades para ambos equipos, varias y muy claras, pero siempre dio la sensación de que el que lograse ponerse por delante se llevaría el partido, como así sucedió. Fue un encuentro abierto, rápido, con mucho ritmo. De esos que no gusta nada a los entrenadores y mucho a los espectadores. Un partido con pocos goles, pero entretenido. Un partido loco, en el que los ataques se imponían a las defensas y cuando se conseguía crear alguna oportunidad de gol era muy clara, muy, muy clara. Transiciones ofensivas rapidísimas por parte de ambos conjuntos, poca canalización y mucho protagonismo de la gente de arriba. Rodrigo, Guedes, Soler en el Valencia, y Amath, Ángel, Molina y Portillo en el Getafe acaparaban participación y potencial generación de ocasiones. Velocidad y espacio, poca precisión, pero siempre a máximo rendimiento. Rodrigo gozó de tres posibilidades de gol inmejorables, principalmente las dos primeras. Solo ante David Soria no supo meterla dentro. Ellos, cabezazo al palo tras la parada en el mano a mano de Jorge Molina ante Neto, y posteriormente, y muy al final de la primera mitad, una pelota que no supo terminar Portillo.

Y nadie marcó. No comenzó bien la segunda parte para los nuestros. Vamos, ni comenzó ni continuó. Fue una segunda parte de problemas defensivos y escasísima producción en ataque. Mucho peor en ese aspecto que en los primeros cuarenta y cinco minutos. Pero llegó el VAR que, de forma acertada, concedió un penalti al Valencia que Parejo materializó. Con el gol y la expulsión se le puso muy cuesta arriba al Getafe que evitó que los visitantes tuvieran ocasiones para lograr la sentencia, aunque tampoco pudo ya acercarse con demasiado peligro al área de Neto.

Necesaria victoria. Imprescindible. Hemos comentado muchas veces que el equipo debía ganar, independientemente de cómo lo lograse, independientemente del juego que desplegase, y finalmente la logró. Fue un partido en el que, al estar tan abierto, sufrimos bastante en defensa. Nos cuesta mucho defender a campo abierto, partiendo de una situación de dominio y juego en campo contrario. Y ahí también debemos mejorar. No puedes jugar contra todos los rivales replegados y al contragolpe. Debes mejorar ese fase del juego para también ser protagonista.

Son todos aspectos mejorables, que desde la victoria son más fáciles de trabajar. Ya con algo más de confianza y alegría. Recordemos que jugamos la mayoría de partidos contra equipos teóricamente muy inferiores a nosotros en todo, así que centrémonos en competir y jugar como nuestra calidad y nuestro presupuesto dice.

 

Fotos

Vídeos