LA VICEPRESIDENTA

ROSA BELMONTE

La vicepresidenta primera del Parlamento balear se llama Gloria Santiago, es de Unidas Podemos, ibicenca nacida en Córdoba hace 30 años y ha hecho un vídeo humorístico (habitual en ella) después de ver al Rey en la recepción de Palma. No es que la chica tenga gracia, que ninguna, pero el tono de la soflama es el mismo del de las humoristas jóvenes que triunfan en España, que tampoco tienen. Sí, parezco Christopher Hitchens afirmando que las mujeres no son graciosas. Estas, desde luego no. Yolanda Ramos, sí.

Primero se había vanagloriado de ir como quiso (iba perfectamente con pantalones) cuando en la invitación pedían vestido corto. Es un concepto, no algo literal. Lo que no tenías que llevar, hija, era vestido largo. Y en el vídeo, que si vengo de ver a Felipe, que si «¿Y tú por quién has sido elegido?», que hay que ver la tirria que le tenéis algunos demócratas a las urnas... Saca una caja de plástico y bromea: «Uuuuuh, soy la Democracia». ¿De dónde sacarán a estas pijas de Stand-up comedy en Podemos?

En China, una influencer llamada Su Alteza Qiao Biluo se mostraba a sus seguidores a través de un filtro con el que parecía una adolescente. El cacharro no se activó y sus 100.000 seguidores en Douyu vieron a una señora de 58 años. Una fea, que la juventud es juventud, la belleza va por otro camino (David Trueba en 'Blitz'). Y, claro, me acuerdo de Totó tirando del cordón de la cortina y descubriendo que el mago de Oz era un señor corriente. O del público dándose cuenta de que Lina Lamont tiene una voz horrible y es Kathy Selden la que la dobla en 'Cantando bajo la lluvia'. Viendo a la vicepresidenta tal como es, sería mejor que se ocultara tras algún filtro de respeto a las instituciones. Creo que la 'app' se llama educación. O, si lo del humor no tiene remedio, que vea vídeos de Julia Louis-Dreyfus.