TEATRO HECHO POR FALLEROS

MANUEL ANDRÉS FERREIRA

Desde hace 46 años el concurso de teatro hecho por falleros, y no «teatro fallero» como algunos señalan en tono peyorativo, ha ido alcanzando metas. En ese camino se han quedado grupos magníficos, por distintas causas, y han aparecido otros con fuerza. Lo que sí es una realidad es que el concurso ha cogido altura.

El amor por el teatro siempre ha existido en el seno de las fallas quizás como un brazo cultural del propio monumento fallero. El concurso ha comenzado y como todos los años escucharemos críticas a favor y en contra, además de subrayar el calificativo de «son aficionados» con tono peyorativo para evaluar una actuación. A un amplio grupo de valencianos se les olvida que la diferencia entre profesional y aficionado viene dada por la clase de beneficio que cada uno obtiene de su actividad, no por la pasión hacia ella. En el caso que nos ocupa, sin comentarios.

Sin embargo, hay que ser fieles a la historia y preguntar: ¿quién lanza la idéa y la pone en marcha? Sencillamente fue la falla Corretgeria-Bany dels Pavesos en el año 1972; proyecto que no hacia más que recoger la afición de los falleros que celebraban sesiones teatrales en sus propios casales para mero divertimento propio y, en algunos casos, del vecindario.

Así se pone en marcha el primer concurso de teatro; certamen que venía dotado económicamente por la firma Castellblanch. Fue un total éxito. En el año 1973 el Ateneo Mercantil cedió su salón de acto y, además, otorgó un premio al mejor director. La alegría de la comisión organizadora no duró mucho, sobre todo al hacer público el III Concurso de Teatro en 1974 y el nombre de los integrantes del Consell Asesor, entre los que se encontraba Ferrer Pastor, Francesc Mira y Sanchis Guarner, entre otros, a los que se vinculaba con Acció Cultural. Como no podía ser de otra forma el manifiesto chocó frontalmente con la Junta Central Fallera que prohibió a las fallas inscribirse en dicho concurso creándo el suyo propio por medio de la novedosa delegación de Fomento y Cultura.