El susto del PPCV y el PSPV

Manu Ríos
MANU RÍOS

Qué susto le daría a usted hoy, si anunciara la convocatoria electoral», así se dirigía Ximo Puig a Isabel Bonig durante el Debate de Política General en Les Corts pero se queda corto el president, no solo la popular se llevaría ese sobresalto, también lo tendrían en un Ciudadanos sin candidatos ni rumbo fijo, un Podemos que se desintegra por momentos todavía aturdido por el casoplón real y un PSOE que deshoja margaritas con sus barones regionales.

Intra partidos las aguas no bajan calmas precisamente. Más bien al contrario. En las quinielas de las candidaturas valencianas se abren tantos interrogantes, que la partida se antoja compleja y delicada. Esta vez la política nacional va a marcar el paso y de qué manera, a la valenciana. Eso de la autonomía regional se diluye como un azucarillo. En el PPCV y el PSPV más si cabe.

En casa de los populares, todavía en shock por la moción de censura, hay ruido de sables. Tienen otro capitán general y sobre todo un nuevo equipo de dirección, que mira de reojo a Isabel Bonig. La valenciana no movió un dedo a favor de un Pablo Casado que ya le ha sacado tarjeta amarilla, al llamar a su lado a un buen número de políticos valencianos 'distantes' con ella. Nombres como Vicente Betoret, Cesar Sánchez, Luis Santamaría o Miguel Barrchina podrían tener reservado un papel protagonista en las candidaturas. Y si Bonig repite, muy probable, nadie duda que las candidaturas valencianas van a llevar más de un impuesto desde Genova 13, si la investigación sobre su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, le permite a Casado actuar con firmeza. Que esa es otra.

Una situación interna con cambio de jefe incluido que también viven los socialistas. Aunque en este caso las aguas no son tan movidas en un PSPV que como Compromís, sabe cerrar muy bien sus filas, al menos de cara a la galería. Y es que aunque Puig y Sánchez se esfuerzan en su relación, lo cierto es que nunca han tenido días de vino y rosas. Les falta sintonía personal y política. Sánchez ya ha tirado de galones en el PSPV al incluir en su Ejecutiva a seis valencianos y nombrar a cuatro ministros de la terreta, de los que solo quedan dos.

En Ferraz parece que no se olvidan las primarias que llevaron a Sánchez a arrasar en la Comunitat y a alzarse con la presidencia, en contra de los deseos de un Ximo Puig que apoyo sin fisuras a Susana Díaz. Ya entonces, había tensión en el seno de la tercera federación socialista y especialmente en el sector más crítico que encabeza Ábalos.

Aunque el rango de presidente autonómico no hace previsible un cambio de cartel, no hay que olvidar el aviso a navegantes que lanzó Ábalos al hablar de separar al candidato del secretario regional cuando dijo que «no debería descartarse una bicefalia». ¿Utilizaran el 'doctorado' Sánchez y el 'masterizado' Casado esta fórmula?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos