'SUCCESS'

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

A pesar de que la variedad de propuestas cada vez es más amplia, lo habitual es que el espectador medio consuma principalmente títulos patrios, estadounidenses, ingleses y, a lo sumo, algún nórdico, que se han puesto de moda (para los más avanzados). HBO, sin embargo, nos ha dado la posibilidad de conocer una interesante propuesta que viene de Croacia. 'Success' utiliza la fórmula de vidas cruzadas para describir un drama, plagado de violencia, que resulta un duro retrato del Zagreb actual. Y que, pese a todo, sirve para corroborar que no padecen allí males -como la corrupción o la especulación- muy diferentes a los del resto del mundo, incluida España.

El espectador se va a encontrar con cuatro desconocidos cuyas vidas están más conectadas de lo que imaginan y a los que un trágico suceso les terminará de unir: un padre de familia que lucha para que no embarguen su casa; una mujer que acaba de ser ascendida en el banco pero está amenazada por trapicheos en los que le ha metido su marido; una adolescente díscola atrapada en una relación tóxica, y un arquitecto al que le obligan a firmar un proyecto por intereses que escapan a la lógica urbanística. Los cuatro, en definitiva, necesitan huir de situaciones que les asfixian y a las que han sido abocados por razones que se escapan a su decisión.

La reunión les permitirá buscar una solución juntos, así como descubrir facetas de su vida que no conocían o no habían podido explotar como quisieran. Y ahí es donde radica el principal interés de 'Success', en que está planteada como una suerte de segundas oportunidades que surgen en el peor momento y de la peor manera posible. Una sucesión de vidas que aspiraban al éxito y en cuyos caminos han aparecido piedras que se las va a complicar bastante.

Interesante retrato urbano de seis capítulos que se pierde en los inmensos catálogos que nos ofrecen las plataformas actuales y que son imposibles de abarcar. 'Success', en HBO, merece la pena rescatar, tanto por la historia, como por acercarse al buen hacer de un audiovisual desconocido por estos lares.