'Starbucks' no sale en el CIS

MARÍA RUIZ

Lo mejor de no seguir 'Juego de tronos' -perdón por el sacrilegio- es que me dan igual los 'spoilers'. Si mis contertulios hablan del último capítulo, mis pupilas no se dilatan. Escucho como si oyera llover y sonrío. Pero desde el respeto, que no soy talibana del anti-Jon Snow y compañía.

Lo que sí llama mi atención es la que se ha montado con el supuesto despiste del vaso de café de 'Starbucks' en un fotograma del cuarto capítulo. Evito antecedentes porque todos los conocerán. Pero sí me permito destacar que relevantes publicistas no creen en absoluto en el involuntario descuido. En estos tiempos donde se mide cada palabra y cada imagen, desconfían de la bondad del error inconsciente y de la casualidad. Más bien miran hacia el concepto del 'product placement' que dicen ellos y que para nosotros sería 'publicidad por emplazamiento'. O sea, meter la marca en el programa o película en cuestión; y recuerdan su vieja máxima de publicista: «Si hay una marca, quiere vender». Hagan luego que parezca el error de una actriz o borren digitalmente el vaso. O sea, que todos contentos y centenares de miles de tuits. Y de beneficios.

Ya les gustaría a Casado y a Rivera haber salido en el último CIS como sale el rostro verde coronado en el episodio aludido: oculto y entre sombras. La lectura de la encuesta no puede ser más desoladora para el PP, que perdería castillos en los que lleva años enrocado (Madrid, Castilla y Léon, Extremadura...). En Valencia, la fragmentación de la izquierda no resta, sino todo lo contrario. Sus votos, repartidos entre Compromís, PSPV y Unides Podem, les dan para sumar mayoría absoluta en el Ayuntamiento. Se ve que todos, izquierdas y derechas, saben que «cuando juegas al juego de tronos, ganas o mueres».