Solo en casa

ROSA BELMONTE

Pedro Sánchez se ha quedado solo en casa. Y como Kevin McCallister (Macaulay Culkin), come helado sin parar, pone lavadoras y friega los platos. Cosas divertidas. Como sacar muertos embalsamados de su tumba. También como Kevin, es despreciado por los suyos antes de quedarse solo (se quejaba a su familia de que se habían comido su pizza). Lo que todavía no le ha pasado a Pedro es que unos tipos entren en casa para robar y arrancarle las uñas una a una. No hay una oposición que le plante cara. Al menos a la manera de los futbolistas que se quejan al árbitro, aunque no sirva de nada. Sigue existiendo el Parlamento, pero Rivera, más en shock que el PP con su advenimiento, sigue dormitando. Y en el PP está por ver quién manda. Hasta el 20 no lo sabremos. Para entonces, las ministras habrán seguido con sus ocurrencias y el Presidente haciéndose fotos con Obama o Trump como si fuera el Pequeño Nicolás. Hinchándose a frigodedos y colajets.

Fotos

Vídeos