RECUERDOS DE DÁMASO TELLO GIRONÉS, INICIADOR DEL PATRONATO DE LA VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS

Este insigne valenciano, hijo de modestísimos comerciantes, nació el 11 de diciembre de 1825 en la calle de Murviedro [actual de Sagunto]. Estudió en las Escuelas Pías y hubiera seguido su carrera eclesiástica que le fomentaba el arzobispo García Abella si no se hubiera visto obligado a servir a la patria, llegando a ser sargento de artillería. Al acabar el servicio militar comenzó su carrera de funcionario destinado en Zaragoza primero, allí fundaría la Cofradía de la Nuestra Señora de los Desamparados establecida en la iglesia de San Gil, pasando después a Barcelona hasta el periodo revolucionario de 1868. En 1873 volvió a Valencia como empleado de la Diputación Provincial y fue, desde entonces, asiduo colaborador del periódico LAS PROVINCIAS, firmando artículos religiosos y, especialmente todo lo concerniente a la Virgen de los Desamparados, del que era gran devoto. Por entonces fundó la Real Congregación del Rosario.

Pero en su recuerdo no debemos olvidar que Dámaso Tello Gironés fue el iniciador del Patronato Canónico de la Virgen. En 1880 inició una campaña desde LAS PROVINCIAS consiguiendo que se creara una comisión ejecutiva formada por Vicente Pueyo, director de «Lo Rat Penat», Teodoro Llorente, director del periódico y Silvestre Rougier, sacerdote valenciano que ocupaba un alto cargo en Roma. Desde 1882 fue el auténtico conductor del proyecto y desde las columnas del periódico logró, no sólo conmover y hacer partícipe a la sociedad valenciana, sino también a que la citada entidad valencianista Lo Rat Penat se interesara decididamente por el tema. En 1884 se sumó al proyecto el Ayuntamiento de Valencia y las tres diputaciones provinciales.

En 1885 fue el mismo Tello quien condujo la iniciativa de solicitar a la Santa Sede, de forma oficial, la declaración canónica del Patronato de la Virgen en Valencia, obteniendo el 22 de abril de 1886 la aprobación del Papa León XIII.

Dámaso Tello falleció en Valencia el nueve de mayo de 1896, precisamente la víspera del día de la Virgen de los Desamparados. Sus restos se hallan en un sencillo nicho del Cementerio General de Valencia, en la sección tercera izquierda, conocida como la de 'Las Columnas'. Según escribió el historiador José Rodrigo Pertegás en un artículo sobre la patrona de Valencia, estos hechos, dilatados en el tiempo, se conocieron como el 'Proyecto de Dámaso Tello'.