Ramsey lo ha vuelto a hacer

PEDRO CAMPOS

Con Luke Perry se va buena parte de nuestra juventud. Nadie se perdía un capítulo de 'Sensación de Vivir', ni aquellos que sólo ven los documentales. Algunos éramos más de Brenda, otros lo eran de Kelly. Esas cosas juveniles. El actor moría a los 52 años tras sufrir recientemente un derrame cerebral. La cultura también despedía ese día a Keith Flint, el cantante de la mítica banda 'The Prodigy'. De sólo 49 años, la policía está investigando las causas del suceso. ¿Existe algo que les una? Que dejaron esta vida sólo dos días después de que el futbolista Aaron Ramsey marcara un gol en el partido entre el Arsenal y el Tottenham. La famosa 'maldición de Ramsey'. Desde 2009, una extraña coincidencia ha perseguido al delantero. Son bastantes las ocasiones en las que el galés marca un gol y a los pocos días fallece un famoso. Con la muerte del actor y el cantante son 22 las veces en las que la eficacia anotadora del futbolista ha coincidido con un sonoro deceso. La primera casualidad se dio el 16 de octubre de 2009 con el fallecimiento del periodista Andrés Montes, dos días después de que Ramsey marcara su primer gol como internacional galés ante Liechtenstein. Desde entonces la lista ha ido añadiendo nombres: Osama Bin Laden (mayo 2011), Steve Jobs y Muammar Al-Gaddafi (octubre 2011), Whitney Houston (febrero 2012), Chavela Vargas (agosto 2012) o Bebo Valdés (marzo 2013). Sin duda, no deja de ser casualidad, una trágica casualidad, pero otros hablan de un fenómeno denominado la apofenía: una experiencia que consiste en ver patrones o conexiones en sucesos aleatorios o datos sin sentido. Al futbolista no le agrada demasiado que se le recuerde esta macabra circunstancia. «Es un rumor estúpido. No le encuentro nada divertido», ha afirmado. Gracioso no es.