EL «NUEVO» MESTALLA

Cristina Grau
CRISTINA GRAU

Estos días se está volviendo a hablar, después de mucho tiempo, del proyecto del nuevo estadio del Valencia Club de Fútbol. O mejor dicho, de la parcela del nuevo ayuntamiento, junto a Mestalla, donde se construirá, previsiblemente, un hotel. Con tantos fichajes, la vuelta a la Champions, los malos resultados deportivos hasta ahora, poco se habla ya del nuevo estadio del Valencia Club de Fútbol. Si, el nuevo estadio, y no el «nuevo Mestalla» como leo y escucho continuamente. Y hago este matiz porque nunca habrá un nuevo Mestalla. Mestalla sólo hay uno, aunque sus escombros den paso a nuevas edificaciones. Es evidente que la actualidad y el inicio de la competición han hecho olvidar algunos temas que estaban en el cajón. Pero hay que recordar que en la avenida de las Cortes Valencianas hay un 'medio' campo de fútbol que está esperando a que se le haga caso. Paso a menudo por allí y mis sentimientos son encontrados. Quiero seguir en Mestalla por mucho tiempo, no quiero que Mestalla lo dinamiten, pero tampoco quiero que esa mole de cemento, con todo lo que ello implica, siga en ese estado. Cuando veo el 'bus turístic' pasar por allí me pregunto qué le contarán los auriculares a los turistas cuando pasen por delante. Me imagino que algo así como «a su derecha el nuevo Mestalla, estadio del Valencia Club de Fútbol que empezó a construirse en 2007 y, después de más de 10 años, sigue estando en obras». Y lo fotografiarán, incluso, se harán selfies. Y pensarán, este es el equipo de Peter Lim. Lo primero que se debería hacer es suprimir el recorrido de ese autobús por esa zona y cambiarlo por uno por los alrededores de Mestalla, el de siempre, el de toda la vida, para que los turistas conociesen la historia y la grandeza que alberga ese estadio. La euforia entre el valencianismo es normal a pesar de los últimos resultados. Pero ello no nos debe hacer olvidar que hay temas importantes para nuestro club que están por resolver y de los que poco o nada sabemos. Y el club no puede vivir de titulares y utilizar este ambiente para no hablar de otros asuntos. Creo que los valencianistas merecemos una explicación detallada de cómo está el tema del nuevo estadio. Mucho se habló hace tiempo y ahí quedó. No sabemos ni plazos, ni presupuesto, ni cómo va a quedar el estadio, ni nada. Estamos en el año del Centenario y no sabemos qué va a pasar con ese pedazo de hormigón. Nos guste o no, lo que no es de recibo es que seamos el hazmerreír del mundo futbolístico por esa «obra inacabada». Estoy segura que Mestalla, el de siempre, vestirá sus mejores galas para celebrar el Centenario y espero que su hermano pequeño haga algo parecido. A este paso celebraremos el bicentenario en el nuevo estadio y yo feliz, porque yo me quedaría cien años más en Mestalla.

Fotos

Vídeos