Ribó está agobiado

PEDRO CAMPOS

Del autor de «aparcar no es un derecho», ahora llega el «estoy agobiado» con los patinetes y el resto de empresas de alquiler de vehículos que se han hecho fuertes en la vía pública de Valencia. Estas dos grandes frases tienen como autor al alcalde Joan Ribó. El mantra de crear una pacificación del tráfico y demás boutades de su concejal Grezzi se les está yendo de las manos. Amamos tanto a cualquier medio de transporte que no sea el coche que nos importa poco prever las consecuencias de su instalación en calles y aceras. Sólo se han puesto a trabajar cuando la presión social se ha vuelto insoportable. Y en una semana han pasado de justificar el «limbo legal» a ordenar que se retiren los patinetes de alquiler de las aceras. Los peatones no se aclaran, no saben si deben apartarse para que pasen estos aparatos o advertirles de que vayan por el carril bici o el asfalto. No saben qué hacer porque Valencia no tiene regulación. La movilidad en la ciudad se ha convertido en un caos, agudizado por el más de medio centenar de obras en la vía pública. Las zanjas se multiplican. Imagino a Grezzi sonriendo mientras contempla en las cámaras o en la aplicación de tráfico los atascos en las arterias valencianas. Se trata de una de las justificaciones que da para reclamar el uso del servicio público. Pues no, señor concejal, los conductores también tienen derecho a que se les pacifique el tráfico. También aducen que en el Infobarómetro no aparece como una de las mayores preocupaciones de los vecinos y que, según sus mediciones, se ha reducido la circulación de vehículos. Es verdad que muchos buscan otras fórmulas por no hacer mala sangre. Pero si toman su coche siempre pueden conocer la nueva calle Colón con dos curvas o hacer mil tareas mientras esperan en un semáforo en rojo.

Fotos

Vídeos