Octubre viene movidito

Manu Ríos
MANU RÍOS

Cambio de estación con un otoño que se estrena con la tragedia que dejó la gota fría. Unos días después del drama y las vidas perdidas, la conmoción baja y las promesas políticas parecen quedarse en papel mojado. Sus señorías tienen en octubre muchos frentes abiertos y todos de trascendencia. El que llega no será un mes cualquiera.

Viene acompañado de tensión, incertidumbre y mucho interés informativo. Con un parlamento catalán en modo provocación, procurando el conflicto institucional y convocando a la desobediencia civil. Buscan excusas para poder liarla caldeando el ambiente de cara al aniversario del próximo martes. Sánchez deberá preocuparse y ocuparse muy seriamente del asunto por el bien de todos.

En muy pocos días coincidirán: las protestas por la detención de la célula de los CDR considerada por la justicia como terrorista, el desafío del parlamento catalán exigiendo expulsar a la Guardia Civil de Cataluña, la denuncia por estos hechos que va a hacer el gobierno central ante el Tribunal Constitucional, la celebración por los secesionistas del primer aniversario del 1-O y la posible difusión de la sentencia del Supremo sobre aquellos hechos. Y por si no tuviéramos no pocos amigos de la agitación y la bronca, el Gobierno prepara también para este mes la exhumación de los restos de Franco.

Ya en un tono menor aunque no menos trascendente, tenemos el tablero político con los jugadores moviendo ficha ante unas elecciones decisivas que vendrían marcadas, dicen, por una abstención de récord. El CIS ya avisa que el 43% de los ciudadanos está «hasta la peineta» de los políticos. Afortunadament,e para sacarnos del aburrimiento y el hartazgo llega el profesor Errejón y nos ofrece una nueva marca con tintes de culebrón turco, que tan de moda están. De momento ha debutado con gran éxito a pesar de ser candidato sin primarias y sin programa. Las bases lo reciben con ilusión como el vengador de Iglesias y Podemos, el PSOE lo tiene/quiere de marca blanca, ha seducido a Más Compromís (que no a Oltra) y se ha cargado de un plumazo el último trabajo del CIS que ofrece datos sin contar con él.

No obstante,el obsoleto barómetro marca que el PSPV-PSOE volvería a ganar las elecciones en la Comunitat y que habrá sorpasso de Ciudadanos al PP. Un escenario tan sorprendente como que Podemos tenga un 13% de los votos y Compromís el 3'8%. Sea como fuere, no debemos despistarnos. El 9 de Octubre tenemos la gran cita y la obligación de hacernos visibles y echarle arrojo (por no decir otra cosa) al asunto de la financiación. Igual este año el conflicto catalán nos deja visibilizarnos. 'The Guardian' bien podría echarnos una mano.