Mujer florona

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Ella baila sola, las Vainica doble de peluche, cantaban 'Mujer florero'. Querían serlo. De «simbólica» calificó Podemos la vicepresidencia ofrecida por el PSOE a Irene Montero que fue rechazada. Que si pidieron la casa de invitados y les ofrecieron la caseta del perro. Cayetana Álvarez de Toledo tuitea que eso de la «vicepresidencia social simbólica (para una mujer)» es una vicepresidencia florero para una mujer florero y las perras se le echan encima. «Así no, bonita», escribió también. O sea, que más parecía dirigido el dardo a Calvo que a Montero. Problemas del primer mundo feminista. No tenemos que ocuparnos del asesinato de Yelena Grigórieva. El biógrafo Higham escribió de la casa donde creció Wallis Simpson que desde el punto de vista arquitectónico tenía las características de una caseta de perro. El Gobierno de Sánchez, con o sin floreros, ya es una caseta de perro. Cómo me gustaría ser mujer florero. De mujer florona no paso.