¡Muera Esquilache!

ROSA BELMONTE

Que sí, que viva España y viva el Rey, faltaría más, pero cuando toque. El martes en Las Ventas sólo quedó gritar ¡Muera Esquilache! Como los amotinados en 1766 contra el ministro de Carlos III después de los vivas al rey y a España (proclama que no era muy común). Los del otro día pensarán que para una vez que don Felipe va a una corrida, habrá que honrarlo. Pero no durante una faena de muleta. Cuando el matador está jugándose la vida. Claro que hay insultos y desprecios constantes, pero esto es otra cosa. Yo venía de comer en De la Riva. Y Pepe Morán, como siempre, había puesto '¡Y viva España!', y bailado el pasodoble con una comensal. Todos cantaban (parezco Concha Piquer). ¿Pero en medio de una faena? Una vez, y otra, y otra... Pelmazos. No me extraña que uno saltara con un «¡Viva la República!». El lío ya fue monumental. Ni toros ni leches. «Un poco de respeto, que luego somos los del 7», dijo una señora de ese tendido. Con razón.