LA MINISTRA DEL DIÉSEL

Teresa Ribera, la Ministra de Transición Ecológica ya es, y será por muchos años, la 'ministra del diesel', se lo ha ganado a pulso con una barbaridad parecida a la que dijo el Ministro Miguel Sebastián que, en 2010, anunció que en España se venderían 250.000 coches eléctricos al año durante esa misma legislatura, cifra que puede que no veamos hasta el 2030. Si tienen asesores, que los quiten, y si no tienen, que los pongan, porque no tienen ni idea.

Lo peor es que las declaraciones de la Ministra llueven sobre mojado, porque la fobia al diesel es culpa de los fabricantes o, mejor dicho, de un gran fabricante que mintió con las emisiones de sus motores, obligando a algunos competidores a hacer trampas para seguir su ritmo e iniciando una bola de nieve que llega hasta hoy, donde ya se venden más coches de gasolina que de gasóleo porque muchas ciudades van a prohibir la circulación a los diesel más viejos y contaminantes. Pero vayamos al caso: la Ministra no tiene razón y no debe generar alarmismo.

Primero, los coches diesel de hoy tienen medidas anti-contaminación como el aditivo AdBlue que hacen que sus emisiones sean menores a los equivalentes de gasolina. Segundo, son la mejor opción para hacer más de diez mil kilómetros cada año por el ahorro en dinero y emisiones. Tercero, si dudamos sobre el valor que tendrá nuestro diesel en el momento de la reventa, es mejor comprarlos con los planes financieros que ofrecen un valor futuro garantizado y, cuarto, si algunos modelos ya no ofrecen versión diesel es porque en coches pequeños y urbanos, la tecnología anti-contaminante es cara y no sale rentable.

Aun así, la Ministra apunta mal en los horarios, al diesel no le quedan 'días contados', sino muchos lustros en el mercado, donde estará presente hasta que las opciones híbridas, eléctricas, de gas o de hidrógeno vayan tomando su sitio, un proceso que nos va a llevar mucho, mucho tiempo, aunque hoy por hoy parece irreversible.

Fotos

Vídeos