A mi ministerio, no

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Aparte de la idea de los niños que no quieren compartir los juguetes, en el PSOE creen que con Podemos dentro habría un Gobierno paralelo dando por saco. Pedro Sánchez supone que un Gobierno de coalición provocaría la parálisis y solo conseguiría retrasar un poco nuevas elecciones. Sánchez tiene reservado el derecho de admisión en su Gobierno, pero no la posibilidad de ser votado por esos a los que no quiere en el Consejo de Ministros. Pablo Iglesias está convencido, como Clint Eastwood en 'Los puentes de Madison', de que hay certezas que solo se dan una vez en la vida (el tren ministerial). Nadia Calviño ha contestado en la radio que no es consciente de presión alguna del IBEX para que no se produzca un acuerdo de coalición. Lo que sí le consta son los comentarios que le hace la gente. No ha dado nombres, pero sí que andan temerosos por las posibles carteras de Podemos: «Por favor, que no vengan a mi ministerio». La gente, la gente.