Mini-pelis

ROSA BELMONTE

Leticia Dolera, además de hacer cosas feministas, que diría Peter Griffin, va a hacer una serie. A los capítulos, a los guiones, los llama «mini-pelis», expresión que voy a añadir a playita, braguitas y cositas así. La ministra Calvo se ha hecho la sueca para el consentimiento sexual. Ha citado la discutible norma sueca para justificar su propuesta de cambio en la legislación penal. Que si una mujer no dice expresamente sí es no. Le parece una norma perfecta. Pensemos en 'Marnie'. Esa escena de la luna de miel en el barco cuando ella cede y se deja caer en la cama ante los avances de Sean Connery. Dejando aparte que a Hitchcock le encantara la idea de violar a Tippi Hedren, y que Marnie esté perturbada, ella no dice ni sí ni no. Carmen, ¿qué hacemos? Lo de que si no dices sí es no se lo había escuchado yo primero a Leticia Dolera. Qué menos que Carmen Calvo la citara. Pero esto no parece más que otra de las 'mini-pelis' del Gobierno.

 

Fotos

Vídeos