UN MILAGRO

JOSÉ VICENTE PEIRÓ

El argumento de 'La llamada' es superficial en apariencia. Extraña a priori su éxito desde el estreno en 2013 sin ser un derivado de la televisión o el cine, como demuestran las largas colas para entrar en el teatro Olympia.

Pero a los diez minutos de representación se entiende el porqué. Esta comedia musical seduce desde el principio. Posee tanto o más teatro que canciones, muy bien interpretadas en directo, sin el típico aluvión de temas en detrimento de la dramaturgia como en otros musicales. El libreto está bien construido y ofrece un equilibrio formal e interno entre música, diálogos y argumento, con una sencilla puesta en escena. Los personajes poseen entidad y están lejos de ser tipos (protagonista ñoña, amiga golfa, mala con corazón y graciosa heredada del Siglo de Oro). Con el humor inteligente y los gags súbitos el resultado es la diversión y los momentos brillantes, como el primer dueto cantado por las dos monjas. Y sin caer en la vulgaridad o en el chascarrillo de actualidad insípido.

Los autores Calvo y Ambrossi dirigen con orden y equilibrio a los actores. Andrea Guasch cumplió a la perfección y dio el tono adecuado a la protagonista, aunque debería vocalizar mejor su justificada avalancha de palabras. La experta Mar Abascal como Bernarda es una gran actriz y da entidad al personaje. Érika Bleda está soberbia y absorbente como Milagros. Lucía Gil, la amiga, es una pequeña diabla, y la voz de Richard Collin-Moore, vestido a lo Johnny Cash, es perfecta para los temas de Whitney Houston.

La obra tiene, además, un mensaje claro: la Iglesia católica debe actualizarse. Ni a Dios le interesan ya los ritos de los años sesenta mantenidos (la imagen de Juan Pablo II es un símbolo). Todo ello dicho sin ofender a pesar de tanto gag y desenfado, con mucho tacto y sensibilidad, algo que se agradece.

Si existen momentos superficiales, sean bienvenidos. El espectáculo divierte y la comedia bien trabajada y sin complejos culturales es hoy en día más que necesaria. Se entiende que el público responda a 'La llamada'.