MENORES EN PELIGRO

JOSÉ-ANTONIO BURRIEL

La Fiscalía General del Estado ha detectado un «claro» incremento de los casos de delitos sexuales en los últimos años. La memoria del ministerio público del año 2018 presentada hace unos días en el acto de apertura del año judicial recoge una subida del 23,2% de los procedimientos iniciados por estos delitos, hasta alcanzar el año pasado los 18.986. Y el ministerio público explica que un «relevante» número de estos delitos tienen como víctimas a menores, se llevan a cabo «por personas cercanas a la víctima» y no se trata de actos aislados, «sino repetidos durante apreciables períodos de tiempo». Y sugiere una medida para disminuir estos casos: la instalación de cámaras en determinados lugares. «La gravedad de ciertas denuncias y lo delicado de los entornos en que se producen los hechos (espacios de encomienda o custodia de menores para su cuidado, centros de enseñanza, instalaciones de entrenamiento deportivo, etcétera) podría llevar a normalizar la adopción de medidas de grabación en vídeo de espacios cerrados (despachos, aulas...)». Esas grabaciones disuadirían de la comisión del delito o facilitarían la siempre problemática acreditación posterior de los hechos. Me imagino que la Fiscal General del Estado habrá tenido en cuenta a la hora de la propuesta la privacidad y la intimidad de las personas, por ejemplo. Tal propuesta contradice claramente normas jurídicas.

Y espero que la Fiscalia General del Estado tenga en cuenta otras medidas al respecto. Por ejemplo, es clave una educación en la sexualidad clara y precisa. Una educación que no se detenga en los rasgos físicos o fisiológicos de la sexualidad, sino también en sus repercusiones en la conducta y en las relaciones entre las personas. Con otras palabras, la sexualidad en un acto de la conducta humana y en ese contexto debe de ser explicado.

Y que no se olvide nadie que la hipersexualizacion de la sociedad está presente en las redes sociales y en los medios televisivos. ¿Y de verdad nos extrañamos del aumento de los abusos sexuales?