Una memoria económica para diferenciarse de sus socios

Puig durante la presentación del programa. / consuelo chambo
Puig durante la presentación del programa. / consuelo chambo
A. C. VALENCIA.

Los socialistas valencianos acompañaron la presentación de sus propuestas de una memoria económica. Una estrategia que ponía encima de la mesa lo que costarían sus principales iniciativas y con la que pretendían que les diferenciasen de sus socios de Compromís y Podemos.

Tanto el presidente Ximo Puig como Arcadi España, responsable del programa, hicieron gala de que estos proyectos eran realizables y aseguraron que tienen «rigor». Una apuesta por alejarse de otras propuestas que se quedan en cantos al cielo. Del mismo modo, los alejaron de otros programas de los principales partidos de la derecha.