La mejor mujer

ROSA BELMONTE

Se quejaba Elena Pisonero, presidenta de Hispasat, de que sólo la entrevistan para temas de mujeres. «Es un estereotipo», decía en ABC. Si vas a la hemeroteca del periódico, a 1960, ves una entrevista de Carmen Vázquez-Vigo con María Vigón, física y miembro de la Junta de Energía Nuclear, a la que bajo el título de 'Mujeres importantes' le preguntaba si había uranio en España (sí, en Andújar). Si era posible un accidente o a qué se dedicaba entonces la Junta: «Estamos estudiando procesos de descarga en gases». A veces parece que las cosas cambian poco. O van a peor. H.G. Wells consideraba a Rebecca West, escritora (mejor que él) y su amante, «el mejor hombre de Inglaterra». Elogio que los editores utilizaban de reclamo positivo para promocionarla. Pablo Iglesias pretende ser la mejor mujer de España. Aunque en su cartel de «Cariño, he dejado a los niños en casa» parezca un cura preconciliar de espaldas. El mejor padre. La mejor mujer.