Marcelino no corrió riesgos

Marcelino no corrió riesgos
FERNANDO GÓMEZ

Debía ser un trámite. El VCF ganó uno a tres en el partido de ida de los cuartos de final de la Europa League, en Villarreal, y no debía pasar ningún apuro para clasificarse para semifinales.

Además, concedía a Marcelino la posibilidad de jugar con la participación de sus futbolistas. Hacer descansar a determinados jugadores castigados y hacer jugar a otros con menor número de minutos disputados hasta ahora y, seguramente, con menos oportunidades de jugar mucho en lo que queda de temporada. Pareció incluso ser una muy buena oportunidad para que el técnico asturiano hiciese salir como titular a Kangin Lee, teniendo en cuenta que podía ser su último partido esta temporada con el VCF tras su convocatoria con la selección sub-20 de su país.

Y en el horizonte más cercano, muy a corto plazo, la doble salida para los valencianistas a Sevilla, contra el Betis y al Wanda Metropolitano, para enfrentarse al Atlético de Madrid, enfrentamientos que, al final de esa jornada, la treinta y cuatro, deberían mantener a los nuestros en la pelea por la cuarta plaza, de obligatoria consecución por si no se alcanza la clasificación para la Champions League, vía Europa League.

Ahora bien, varias lesiones marcaban un abanico menor de jugadores con los que poder contar, y la posibilidad de sanción para algunos apercibidos también.

Con todo ello, un VCF favorito, que debía esperar, robar y contragolpear. En fin, lo que más le gusta y mejor sabe hacer. Y un Villarreal con el ánimo de hacer un partido acorde a su capacidad, sin volverse loco, dando la cara, y sin rendirse nunca, pero sabiéndose prácticamente eliminado siempre, salvo sorpresón y cataclismo valencianista.

Con todo ello, Marcelino hizo cambios, pero no tantos. Y los hizo principalmente en defensa, sin Piccini, Wass ocupó el lateral derecho, como centrales Roncaglia y Diakhaby, y lógicamente Lato en la izquierda. El resto, más habitual, Parejo y Soler en el medio, Ferrán a la derecha y Guedes a la izquierda. Gameiro y Mina arriba. Marcelino no quiso arriesgar demasiado, y dejó fuera a Cherischev, Sobrino y Kangin Lee, que podrían haber sido de la partida sin problemas.

Pero García Toral prefirió no correr demasiados riesgos y si todo iba bien, ir apartando a los más habituales con el paso de los minutos y en función del marcador.

El partido transcurrió como se esperaba, el Villarreal tenía la posesión, jugaba más en campo contrario, pero costándole profundizar y creando escasísimo peligro en área de Neto, e intentando adelantarse en el marcador, y un VCF agazapado, sin tener que hacer grandes esfuerzos, manteniendo un nivel alto de concentración defensiva y saliendo al contragolpe, aunque esto último no lo pusiese en práctica como normalmente lo hace. Dos goles que ponen de manifiesto el momento delicado del cuadro visitante, el primero tras no ser señalada una falta de Guedes a Andrei. Y el segundo en un lanzamiento desviado de Parejo en libre directo.

Vuelve la liga, importante para ambos. Visita incómoda al Villamarín y al Wanda. Y el Arsenal de Unai Emery ya llegará.

Temas

Guedes