MACARENA

ROSA BELMONTE

El vídeo es de 2013 y lo mejor que he visto en mucho tiempo. En ficción o en no ficción. Todo gracias a un tuit de Manuel de Lorenzo, que lo ha rescatado. Son consejos sobre cómo actuar en caso de infarto. Muy útiles pero también descacharrantes. No es un 'sketch' pero lo parece. Al parecer, pero vete tú a saber que yo ya no me creo nada, está hecho por Écija Comarca Televisión y la Asociación de Enfermos Cardíacos de Écija y el Área Sanitaria Osuna-Écija. Tiene tres participantes principales (luego llegan los sanitarios). El señor al que le da el infarto, su mujer, Trini, y Emilia, una vecina.

El hombre fuma, bebe y tiene un bocadillo enorme. De pronto, se levanta y cae al suelo. Entran las mujeres. No se asustan. «Hola, soy Trini y quiero enseñaros una lección para que no la olvidéis nunca. A mi marido le ha dado un infarto. Y para poder salvarle la vida hay que seguir los siguientes pasos. Primero, comprobar si respira (se inclina sobre él). Segundo, llamar a emergencias al 112 como está haciendo mi vecina Emilia (se la ve marcando). Y tercero, mientras llegan los sanitarios le voy a realizar un masaje cardiaco. Para ello voy a entrelazar los dedos y con la palma de la mano voy a ponerla justamente en el centro del pecho haciendo compresiones de cinco centímetros a unas cien compresiones por minuto. Y para ello nos vamos a ayudar con la Macarena». Y yo creía que era la Virgen; Emilia también. Empieza a sonar la canción de Los del Río y sirve de cadencia para los masajes, momento en que Emilia se pone a bailar 'La Macarena'. Cuando llegan los del 112, Trini se une. Y uno de los sanitarios recuerda que por cada minuto sin dar masaje cardíaco disminuye un 10% la probabilidad de supervivencia. Y repite los mismos consejos de Trini, que sigue bailando con su vecina. Para la cadencia de los masajes también sirve el 'Stayin' Alive' de los Bee Gees. Me temo que el 'Taquicardia' de Vainica Doble («sístole, diástole») no vale.

Una televisión pública como TVE debería emitir cosas como estas. Un servicio público no tiene que ser aburrido. Hey, Macarena, aaaay.

Fotos

Vídeos