LLEGA LA MÚSICA DE BANDAS

MANUEL ANDRÉS FERREIRA

La Gran Feria de Valencia abre su pórtico a la 133 edición del Certamen Internacional de Bandas de Música «Ciudad de Valencia», el más antiguo de Europa, de enorme prestigio y punto de referencia en cualquier lugar del mundo cuando se habla de música de banda. Las audiciones tendrán lugar desde hoy, día 18, y se prolongarán hasta el próximo 21, en el Palau de les Arts Reina Sofía, sala a la que ha sido trasladado el evento dado el mal estado de los techos de las salas Iturbi y Rodrigo del Palau de la Música.

Cabe recordar que el certamen se debe a la firme decisión que en 1886 toma el entonces alcalde, el cullerense Manuel Sapiña Rico, y su concejal de Ferias y Fiestas, sastre de profesión, José Soriano Plasent, creando el evento bajo la denominación de Concurso Musical.

Desde entonces, las bandas de música han sido y continúan siendo elemento imprescindible en toda actividad cultural y festiva de nuestros pueblos. Más de 400 sociedades musicales federadas forman parte de nuestro patrimonio cultural como vehículo de participación popular y, fundamentalmente, son alegría y fiesta como vertebradoras de la vida de nuestros pueblos.

Cada año, y por medio del Certamen de Bandas, sus sones llevan lejos el rumor de nuestra tierra, junto al acento de nuestra lengua y personalidad. Ellos, los músicos, contribuyen a prodigar más allá de toda frontera el aporte orgulloso de quienes se dedican al noble ejercicio de la harmonía y muestran su calidad humana a favor de una música que, desde siempre, ha sido el idioma universal de todos los pueblos.

El certamen conserva su personalidad aunque ha tenido cambio. Personalmente soy de la opinión que tanto las instituciones como la propia Federación de Sociedades Musicales deben esforzarse en potenciar el evento bandístico junto a otros agentes sociales implicados en el certamen como, por ejemplo, directores y compositores para trabajar en prestigiar, si cabe aún más, un certamen del que todos los valencianos nos sentimos muy orgullosos.