LA LLAMADA SE RETRASA

MANUEL ANDRÉS FERREIRA

El próximo día 16 de octubre el mundo fallero volverá a vibrar de júbilo cuando el alcalde, Joan Ribó, en el hemiciclo del Ayuntamiento, abra los sobres que contienen la propuesta de los jurados y proceda al nombramiento de las falleras mayores de Valencia para 2020, vía telefónica. Es la llamada más esperada, aunque en esto momentos la mirada más ilusionada está fija en lo que sucederá el próximo sábado en el pabellón municipal de la Fonteta donde serán elegidas 26 aspirantes, entre mayores e infantiles, a falleras mayores de Valencia.

Bien es cierto que este año la anhelada llamada se retrasa con respecto a la fecha prevista, a partir del 10 de octubre, como consecuencia del viaje a la India que tiene que hacer el alcalde para recibir el nombramiento de Valencia como Capital Mundial del Diseño. Cabe recordar que este cambio de fecha no es la primera vez que sucede. Si repasamos años anteriores también encontramos casos parecidos, donde el retraso cabrea a un mundo fallero que no acaba de entender el porqué de un proceso tan largo y tedioso.

Se cumplen ahora 39 años de la primera elección democrática de una fallera mayor de Valencia. Se inició en 1980 y los nombramientos recayeron en Carmen Dolz Adell y la niña Laura Carsí Vaello. Históricamente cabe recordar que también hubo elección democrática de falleras o reinas en el periodo de 1931 a 1936. Otra cosa fue el llamado popularmente nombramiento «dedocrático» que comienza en 1940 con Carmen Franco Polo. Las infantiles, también «a dedo», se eligen a partir de 1941 con Teresa del Sacramento Agramunt Lillo.

Y volviendo al presente, en todo el entramado protocolario que envuelve la elección hay que destacar lo que sucederá el día siguiente, el 17, fecha reservada para la proclamación oficial de las falleras mayores junto a las cortes de honor en el hemiciclo municipal, luciendo el traje de valenciana. Un acto con protocolo sencillo en el que las protagonistas viven los instantes más bellos del recién iniciado reinado.