La legislatura de la gestión

INÉS HERRERO

Esta debería ser la legislatura de la gestión, después de una legislatura muy política y en la que se ha legislado muchísimo. Ese recado para los nuevos gobernantes estatales, autonómicos y municipales lo firma José Luis Santa Isabel, presidente de la federación de las contratistas de obra pública de la Comunitat, quien añade que España es el país europeo que más legisla pero el problema, quizá, es que no legisla bien.

El empresariado que integra la CEV estrena legislatura con una llamada generalizada a que los representantes políticos, a su llegada al poder, dejen de lado su versión más partidista y cambien las proclamas encaminadas a despertar aplausos en la militancia por la actitud de «gestión de la cosa pública» que aseguran haber echado en falta durante los últimos cuatro años.

«Seguridad política», además de la jurídica, reclamó Salvador Navarro, presidente de la patronal autonómica, durante la apertura de una reciente jornada empresarial organizada por este periódico y que tuve el lujo de moderar. E insistió en que los consellers, o vicepresidentes, no pueden utilizar el altavoz que les da su cargo público para ejercer como líderes de sus respectivos partidos políticos, sino que «tienen que hablar para todos» los ciudadanos.

«Deben gobernar para todos, sean votantes suyos o no», reivindicaba el presidente de la CEV a esos mismos dirigentes autonómicos. El dato a tener en cuenta es que lo hacía también en estas páginas, pero hace cuatro años.

En vista del retrato que realizan los sectores de un gobierno ideologizado, poco operativo y demasiado burocratizado, mucho caso no le hicieron. Habrá que ver si ahora, agotada con creces la excusa de la herencia recibida y la necesaria adaptación, las reivindicaciones empresariales son atendidas o ignoradas, de nuevo, sin más consecuencias.