LEER ES SABER

El hábito de la lectura no está consolidado en España pese a ser un modo fácil de acceder al conocimiento de cualquier materia

LEER ES SABER
RAFA MARÍ

Barómetro. Según datos del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España, un 38,2% de los ciudadanos no lee nunca o casi nunca. Del 61,8% de personas que sí lo hacen, el 49,3% son lectores frecuentes y un 12,5% ocasionales. Ese fue el 'mapa de lectura' en 2018. Miguel Barrero, presidente de la Federación del Gremio de Editores, afirma que en España el hábito de la lectura no está consolidado. «No es un problema solo de los editores o de la Administración, es un problema del país», asegura Barrero.

Enseñanzas. Leer es saber. La lectura ('Umbral de la vida espiritual': Marcel Proust) es un modo fácil y barato de acceder al conocimiento de cualquier materia. Pero dado que las afinidades electivas son muy personales (manías, gustos, deseos: millones de mundos nos contemplan), no voy a recomendar ningún libro para este agosto. Me limito a citar algunos que he leído recientemente. No todos son buenos (uno es malísimo). Pero de todos he sacado enseñanzas.

'El río de la conciencia'. (Anagrama, 2019). Obra póstuma del neurólogo y escritor Oliver Sacks (Nueva York, 1933-2015). Diez ensayos sobre temas diversos. Biología, arte, vida mental de las plantas...: «A medida que uno se hace mayor, el tiempo parece ir más deprisa. Los años vuelan, ya sea porque cuando uno es joven los días rebosan impresiones nuevas y excitantes, o porque cuando uno se hace mayor cada año se convierte en una fracción más pequeña de la propia vida. Pero si los años parecen pasar más deprisa, no ocurre lo mismo con las horas y los minutos».

'El mal que nos hacen'. (Jacinto Benavente. Aguilar, 1942). Las obras de Benavente (Premio Nobel, 1922) apenas se representan ya, salvo 'La malquerida', 'Los intereses creados' y pocas más. 'El mal que nos hacen' se estrenó en el teatro de la Princesa de Madrid en marzo de 1917. Mientras leía sus largas parrafadas, pensé en las muchas horas de memorización que los actores tuvieron que dedicarle a esta comedia dramática algo histérica sobre el amor absoluto en la pareja. Lo mejor de Benavente son sus frases ingeniosas y malvadas. Le dice en una carta a la actriz Margarita Xirgu: «Le he tomado odio a Madrid. De Madrid me molesta hasta que me aplaudan».

'René Char'. (Alfons el Magnànim, 1995). Jean Pénard, amigo del escritor René Char (1907-1988), rememora en este volumen sus encuentros con el poeta francés. Reflexión de Char en el año 1975: «El terrorismo es aún más amenazador que la bomba atómica. Posiblemente será el arma más poderosa de los años venideros. Contra las democracias es la menos cara y la más manejable».

'La novela de Perón' (Alfaguara, 2003). Con el formato de un relato-río fiel a los hechos históricos, apasionante biografía de Juan Domingo Perón. Su autor, el escritor argentino Tomás Eloy Martínez (1934-2010). Dijo Augusto Roa Bastos de este libro: «Borges o Cortázar habrían dado su mano derecha por escribirlo».

'Los thrillers españoles'. (Fancy, 2001). De Juan Julio de Abajo de Pablos, guionista y cinéfilo. Me referí en otra ocasión a este bodrio. ¿Por qué vuelvo a citarlo? Porque es tan malo que resulta divertido. El estilo del señor De Abajo es recio y peleón, muy a la pata la llana. Varias perlas: «Un protagonista débil a la hora de soltar hostias»; «La 'mala', de pelo rubio y senos en demasía, canta en un cabaret. ¡La leche, toma castaña!" (sobre 'Los cobardes', J. C. Thorry, 1958); "Esta película rebusca en la mierda para obtener porquería» (sobre 'Investigación criminal', J. Bosch, 1970); «Juli Sali, 'La Pocha', no está tan pocha» (sobre 'Muerte de un quinqui', Klimovsky, 1975); «George Nader, actor muy conocido en sus latitudes, cumple como 'el macho' -en la vida real no lo era-» (sobre 'La casa de las mil muñecas', de J. Summers, 1967); «A un servidor, este intento de tomadura de pelo le resulta como una patada en los cataplines» (sobre 'Ciudad baja', J. Franco, 1994).

Sentirse superiores. ¿Qué enseñanzas pueden obtenerse de este libro? Algunas. Una de ellas, nada desdeñable: su vulgaridad es capaz de alegrarnos el día al hacer que nos sintamos superiores a lo leído. Un mecanismo compensatorio que funciona también en el plano de las ideologías.