Inadvertida libertad

ROSA BELMONTE

Como los momentos de inadvertida felicidad, hay momentos de inadvertida libertad. En Hungría, la campaña de Coca Cola con dos chicos abrazándose y el letrero «zero azúcar, zero prejuicios» ha montado un pollo. Pollazo en Budapest. Mensaje de Coca Cola: «Al mundo entero quiero dar...». Es broma. El bueno: «Creemos que todos tienen derecho al amor y que el sentimiento de amor es el mismo para todos». Acabáramos. 2019. Unión Europea. Orban afirmó en 2016 que los homosexuales podían hacer lo que quisieran menos casarse. «Una manzana no puede pedir que se la llame pera», dijo. Pero qué influencer es Ana Botella. Y vete a Jordania, donde en la primera serie de televisión de Netflix para el mundo árabe los jóvenes beben cerveza, fuman porros y tontean. «Lascivia», «vulgaridad» y el gran muftí condenando «la degradación moral» que hay en la serie 'Jinn'. Y aquí vidas enteras de inadvertida libertad quejándonos de rosaparkismos imaginados.