Cosas importantes

ROSA BELMONTE

Les ha faltado tiempo a algunos para criticar al Rey. Por decir en el florido posado agosteño que sería mejor encontrar una solución antes de ir a elecciones. Pero que si no hay solución, la hay en la Constitución (elecciones si ningún candidato consigue reunir los apoyos necesarios transcurridos dos meses después de la primera votación). Nada del otro mundo, nada de inmiscuirse. Que no ha renunciado al trono 36 horas como Balduino para no firmar la ley del aborto. Lo inadmisible es el bajo larguísimo de sus pantalones. Parece que don Felipe, como la reina Sofía, tiene en Mallorca ropa dejada de la mano de Dios que sólo se pone allí. Jorge V y su hijo Eduardo no se soportaban, se sentaban juntos e incómodos y discutían sobre el dobladillo de los pantalones o sobre si debían tener la raya planchada en el frente o en un lado (en los dos temas discrepaban). Porque a veces hay que hablar de cosas de verdad importantes y dejarse de política.