GIL Y HILL

ROSA BELMONTE

Algunos personajes españoles son oro. Por citar dos, Encarna Sánchez y Jesús Gil. Aquí va el cliché: en EE UU ya habrían hecho diez ficciones con semejantes joyas. Pedro Almodóvar ha dicho alguna vez que le gustaría hacer una película sobre la locutora. Fue durante el rodaje de 'Los amantes pasajeros', ese espanto. «Creo que Encarna Sánchez se merece una película y me encantaría hacerla a mí, pero no la haré». Por entonces también le gustaba María Gómez Valbuena, la monja acusada de robar y vender niños. Nada que ver con las adorables monjas de 'Entre tinieblas' por mucho que se llamaran cosas como Sor Rata de Callejón.

La HBO ha anunciado una serie documental de cuatro capítulos sobre Jesús Gil llamada 'El Pionero' (supongo que va por lo de político populista). La hará el mismo equipo de 'Muerte en León', Enrich Bach y Justin Webster. Dicen que tiene imágenes de archivo, material personal inédito y entrevistas nuevas con personas clave en la trayectoria del personaje. No sé, aquí pasa un poco como cuando Saul Bellow le soltó a un biógrafo: «¿Qué es lo que puedes revelar sobre mí que yo no haya revelado ya». O cuando Tippi Hedren sacó sus memorias. ¿Qué iba a contar que Donald Spoto no hubiera contado?

Quizá nos recuerden a Jesús Gil en el jacuzzi de su programa 'Las noches de tal y tal' (el micrófono se lo ponían en el cadenón de oro). Ya era alcalde de Marbella. Un día trajeron a Benny Hill. En una reunión a alguien se le ocurrió porque los apellidos rimaban y a Lazarov le pareció estupendo. Jesús Gil quería que trajeran al calvo, ese al que daban collejas. Pero estaba muy viejo. Hill y Gil no acabaron muy bien a cuenta de las tortas que se dieron. Como presidente del Atlético nos recordarán las imágenes donde aparece dando un puñetazo a Fidalgo, gerente del Compostela, mientras se insultaba con el presidente Caneda. Y su estampa en el balcón del juzgado con camisa abierta y abanicándose. Lo de ser pionero del populismo está bien, pero habría preferido ficción que lo que ya sabemos y hemos visto. Y que todo empezara en Venezuela con él vivo.