HABLAR

JOSÉ-ANTONIO BURRIEL

Luis Rojas Marco, el prestigioso psiquiatra español afincado en Nueva York, acaba de publicar su último libro, 'Somos lo que hablamos. El poder terapéutico de hablar y hablarnos'. He comenzado su lectura. Y a modo de aperitivo, he repasado su última entrevista en los medios de comunicación. Y el psiquiatra no duda en afirmar que «está convencido de que el ser humano es bondadoso por naturaleza, lo que ocurre es que en el devenir de la vida y según sus experiencias ese potencial, a menudo, se diluye y se envuelve en negatividad. Pero es posible de cambiar para vivir mejor. ¿Cómo? Hablando, porque hablar, en cualquiera de sus formas, no sólo añade vitalidad a los años sino también años a la vida. Estoy convencido de que hablar es la actividad humana natural más eficaz a la hora de proteger la autoestima saludable, gestionar nuestra vida, disfrutar de la convivencia y las relaciones afectivas y estimular los dispositivos naturales que facilitan nuestro bienestar físico, mental y social».

¿Remedio para nuestras penas? «Muchos, para empezar, hablar, contar lo que nos pasa. Hablar es fundamental para entender lo que nos pasa y pedir ayuda». Y mi sorpresa al escuchar la respuesta a la pregunta: «¿Qué palabras hay en su botiquín?» Para mí la palabra más importante, profesional y personalmente, es «cuéntame», pero tienes que estar dispuesto a escuchar, y eso no siempre Otra es «perdona»: pedir perdón es fundamental, porque sin perdón no hay futuro en la vida... El perdón es fundamental para sobrevivir. Para reinventarse. Evita abrir otro capítulo de tu vida con ilusión, esperanza y creatividad... Decir te quiero es fantástico, sobre todo si es verdad y tienes a alguien a quién decírselo. Lo decimos, pero lo decimos por dentro. Y es bueno verbalizarlo.

Seguiré con la lectura del libro, me ha «enganchado». Por ser positivo, por animar a mejorar la vida. Por incentivar las relaciones personales mediante el hablar. Y si nos cuentan... ¡que sepamos escuchar!