George Harrison

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

A partir del 20 de marzo el otoño pasará a formar parte del recuerdo, las fallas serán ceniza y el fuego, pese a su poder purificador, no habrá calcinado los males de la sociedad. La llegada de la nueva estación suena a The Beatles: «Here comes the sun (doo doo doo doo) Here comes the sun, and I say It's all right...». En una primavera marcada por dos convocatorias electorales vamos a necesitar el optimismo que plasmó George Harrison en la canción del álbum 'Abbey Road' (1969) y, por supuesto, bebida bien fresca. A partir de cierta edad y de unos cuantos combates y seres perdidos, se aprende a relativizar lo que nos sucede, a valorar el tiempo como nunca y a contar con las personas que cuentan. Sí, esas personas que hacen que deseemos ser más listas, más perseverantes, más cariñosas, que nos insuflan fuerzas para poder ensanchar el futuro y con las que compartimos los recuerdos, el fuego, los males y la bebida bien fresca.