EL TÍO GATICA Y SU MEDALLA

Mª ÁNGELES ARAZO

Los mayores es posible que lo recuerden; el Tío Gatica pertenece a los personajes que entrevistó José María Iñigo en televisión y se convirtió en figura destacada por su increíble vitalidad y la muletilla con la que remataba sus frases: «¿Què t´ha paregut?» Iñigo lo descubrió a través de mi libro 'Valencianos de la Mar' (Ed. Prometeo, 1971) con fotografías de Luís Vidal.

-Mira, chica -me dijo-; tengo ochenta y siete años, buen oído, buena memoria y puedo beber carajillos cuando me da la gana.

Era muy bajo, muy delgado, el rostro era un cruce de arrugas, en las que resaltaban como chispas los ojos y aquella mirada burlona, que se acentuaba al referirse a la Medalla de la Cruz de Plata al Mérito Naval 'con distintivo rojo y pensión vitalicia de dos pesetas cincuenta céntimos mensuales', que le otorgaron en Madrid a veintiséis de abril de 1911.

La famosa distinción, concedida por salvar a 136 náufragos que iban en el vapor 'Sirio' rumbo a Buenos Aires y se hundió en Las Hormigas del Cabo de Palos, cerca de Cartagena, se tradujo en una cédula que llevó plegadita en la cartera, porque la medalla se la tenía que comprar él.

-En el pueblo -contó- nos hicieron un homenaje; nos pusieron en una carretela, nos pasearon por el Cabañal; y luego nos invitaron al cine, que entonces costaba quince céntimos la entrada.

Le llamaban Gatica porque saltaba y se escurría como los gatos. A los seis años salió a la mar. Su padre estaba enfermo.

-Éramos doce cucharas -explicó-, y mi madre tenía que ir a Nazaret a comprar pescao; allí llenaba dos cestas y se iba andando a Valencia para venderlo. Marchándome les hice un favor. ¿Què t'ha paregut?

Fue analfabeto hasta que se compró un catón, un cartapacio, libreta, tintero y palillero; y comenzó a preguntar cómo se unían las letras. Total, que escribió una carta a su padre; y el padre se la llevó a un maestro para que la tradujera.

-Soy medio alfabeto -confesó, sincero-, pero ya no tengo que poner el dedo cuando firmo; aixó era una vergonya. ¿Què t'ha paregut?