Furor digitalizador

Vicente Lladró
VICENTE LLADRÓValencia

Como el creciente despoblamiento de grandes áreas de territorio preocupa a todas las instancias sociales y políticas, se multiplican las iniciativas europeas, nacionales, regionales y locales en busca de posibles remedios para revertir la situación o al menos evitar que vaya a más. Pero dado que llevamos ya mucho tiempo enzarzados en esto sin que se vea mermar el problema, que sigue agravándose, cabe pensar que, una de dos: o es que no se dispone de suficientes capacidades para ofrecer soluciones, o es que no hay más cera que la que arde. Una de las conclusiones más llamativas que han surgido recientemente es la que incide en reducir la 'brecha digital' en el mundo rural. Una propuesta que está muy bien, porque todo el mundo tiene los mismos derechos y debe disponer de los mismos servicios, pero si te pones a pensar plantea serias dudas. ¿No habrá demasiadas confianzas depositadas en este furor digitalizador? Porque, sí, es verdad, internet no llega bien a todas partes, ni la cobertura de telefonía móvil; y cuanto más apartado está un lugar de la gran ciudad, peor; pero eso, en sí mismo, no va a arreglar lo del despoblamiento, o no de manera seria y duradera... Sostenible, como se estila decir ahora. Más bien parece muchas veces que desde la ciudad se propone que en los pueblos haya buen servicio de internet y buenas carreteras para que resulte cómodo ir a veranear, de excursión... Que los bellos lugares apartadas sean parques temáticos, con trayectos fáciles y siempre conectados. Sin embargo, para que no se vayan los jóvenes que quedan y vuelvan algunos que se fueron deberán tener atractivos medios de vida; además de servicios y comodidades, producir cosas necesarias que puedan vender... Todo no va a ser turismo rural o comercio electrónico. ¿Todos turistas a la vez?, ¿todos comprando a todos on line?

 

Fotos

Vídeos