Cosas feministas

ROSA BELMONTE

Carmen Calvo es más graciosa de lo que Pajín, Aído o Gracita Morales han sido nunca. En una de las más conocidas escenas de 'Padre de familia', Peter Griffin imagina que es hermano de Hitler y entra a molestarlo al despacho. «¿Qué haces?». «Cosas», responde Hitler. «¿Cosas nazis?», sigue el hermanito. «Sí, Peter, cosas nazis», contesta el Führer cabreado. Me imagino como hermana pequeña de Calvo. ¿Qué haces? Cosas. ¿Cosas feministas? Sí, Rosa, cosas feministas. Aunque seguramente diría «Sí, bonita, cosas feministas». Porque lo que ha soltado es: «Ha aflorado que el feminismo es de todas y no, bonita, nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento progresista y socialista». Supongo que bonita será Arrimadas y otras. Calvo cree que la Constitución no incluye a las mujeres (ya saben, dice españoles y no españolas, diputados y no diputadas). Lo increíble es que sea vicepresidenta. Y, lo peor, que sea preferible a Pablo Iglesias.