EUROPA CELEBRA SU DÍA, ESTE AÑO POR DUPLICADO

El pasado jueves se cumplió el aniversario de la Declaración de Schuman de 1950, considerada como el primer gran paso para la creación de la Unión Europea. Es por ello, que en esta fecha celebramos el Día de Europa.

Continuando con citas históricas, en el último fin de semana de mayo, se celebrarán las elecciones al Parlamento Europeo, unos comicios que podrían ser los primeros sin la participación del Reino Unido. Entre el 23 y 26 de mayo, en realidad afrontaremos 28 elecciones diferentes, que suelen ser más un barómetro de las políticas domésticas de los países miembros que de las propias propuestas sobre el futuro de la U.E..

Habitualmente las elecciones europeas pasan desapercibidas en los mercados financieros, sin embargo, en esta ocasión, la atención será más elevada por dos grandes motivos: el "Brexit" y la ascensión de partidos con carácter "euro-escéptico". Lógicamente esto ha despertado una mayor preocupación entre los inversores, en particular en un momento del ciclo económico en el cual el crecimiento de la zona euro comienza a dar muestras de debilidad.

Nuestro escenario central para estos comicios es el de un Parlamento Europeo más fragmentado, con un incremento de "euro-escépticos" pero que no llegarían a tener representación suficiente para paralizar la capacidad legislativa de la U.E.: la arquitectura de la Eurocámara evita los bloqueos de minorías, a lo que se une la heterogeneidad de los partidos "euro-escépticos", que comparten ideas negativas sobre una mayor integración de la región pero proponen diferentes soluciones, lo que será un obstáculo en la presentación de propuestas conjuntas.

El otro punto pendiente de resolver es si finalmente el Reino Unido participará en estas elecciones. La única posibilidad de que esto no ocurriera sería una ratificación del acuerdo de salida antes del 22 de mayo. Salvo sorpresas de última hora, la falta de apoyos sobre este acuerdo de salida en su propio Parlamento, llevará a que el pueblo británico deba participar.

El resultado es especialmente incierto en este país, ya que la tasa de participación podría sorprender al alza, dado que parte del electorado puede que las considere como una especie de "segundo referéndum" sobre la salida de la U.E..

Con todos estos factores, y las expectativas de una mayor movilización de los partidarios de la permanencia del Reino Unido, parece complejo que los partidos defensores de la salida inmediata como el UKIP y el Partido del Brexit, logren en estos comicios los mismos apoyos que alcanzaron en las elecciones de 2014, en los cuales el UKIP logró más del 30% de los escaños del Parlamento Europeo pertenecientes al Reino Unido.

Consideramos que el desenlace final más probable del "Brexit" será el de una salida negociada con la U.E.. Por ello, ante posibles repuntes de la incertidumbre que castiguen la libra esterlina, vemos atractivo aprovechar esa oportunidad para adoptar posiciones en la moneda británica en niveles de 0,87 EUR/GBP.