No cuente nada

ROSA BELMONTE

La vía 'Testigo de cargo' contra el turismo es extraordinaria. No cuente el final de la película. No cuente lo que ha visto. Los turistas pensarían que se trataba de una cámara oculta. Les piden a las puertas de la Sagrada Familia (y otros lugares) que no cuenten al volver a sus países o ciudades lo que han visto. «Barcelona es un tesoro, escóndelo», pone en el folleto que les dan. Ya saben, el turismo masivo, los 15 millones de turistas que recibe la ciudad al año. La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona dice que la acción defiende «los derechos fundamentales de los vecinos, como el derecho a no ser expulsado de la ciudad o al descanso». Inquieta que Pedro Sánchez esté hablando con la sociedad civil para fijar el programa de Gobierno. Casi prefiero que vuelvan a hablar Calvo y Echenique a que se dé juego a esta sociedad civil. Han ido demasiado lejos con esa prevención de spoilers o destripes.