CRISTAL OSCURO

JOSÉ ENRIQUE CABRERO

Tengo una curiosidad tremenda por saber quién ve 'Cristal Oscuro'. Ya saben, la serie de Netflix, la precuela de la película de 1983. El universo fantástico que crearon Jim Henson y Frank Oz brotaba de una historia original, repleta de criaturas y maravillas, pero marcada por una característica tan evidente como rompedora: estaba protagonizada por marionetas. La película la vimos los niños de los 80, eso lo sé. Pero, ¿qué pasa con la serie?

Está claro que nosotros, los adultos, los que siempre seremos niños de los 80, estamos encantados. Faltaría más, después de todo la serie la han hecho para nosotros. Y por nosotros. Somos tan benefactores como víctimas, no hay duda. Pero, eso, ¿qué pasa con los niños y los adolescentes de hoy? Lo pregunto de verdad, no lo sé. Me gustaría saber qué provoca en los zagales modernos ver una serie protagonizada por títeres. Algo que para nosotros era una evidente muestra de imaginación, ¿qué significará para ellos? ¿Dejará también una huella? ¿Le harán caso?

Yo le he hecho caso. Y, puede que sea víctima de una organizada trama de manipulación emocional, pero, qué demonios, si es así, prefiero ser un feliz ignorante. 'Cristal Oscuro: La era de la resistencia' es exactamente lo que necesitaba que fuera: una aventura clásica, repleta de prodigios, resuelta con enormes dosis de imaginación y épica. Jim Henson sigue siendo Jim Henson, uno de los artistas más revolucionarios del cine y la televisión. Supongo que el talento perdura, cala y se hace permeable.

Estimados jovenzuelos, si no lo habéis hecho, ¿le dais una sincera oportunidad, libre de prejuicios, y me contáis qué tal la experiencia? Por cierto, que en Netflix tenéis las dos, la película y la serie. 'Cristal Oscuro' siempre merecerá un aplauso por una sencilla y profunda razón: cambia la forma de contar. Y en esa forma está, también, el fondo.