El Consistorio está pendiente de la compra de dos suelos para recuperar la muralla islámica

LOLA SORIANO

valencia. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer la propuesta de compra de un suelo en la plaza del Ángel de propiedad privada para poder hacer la rehabilitación integral de la muralla islámica de Valencia, tal como anunció la primera teniente de alcalde y portavoz del PSPV, Sandra Gómez.

Se trata de una parcela de 1.534 metros cuadrados y que han estimado que tendrá un coste económico de 470.000 euros. El suelo es propiedad de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (antiguo Ivvsa).

El Consistorio también precisa obtener dos suelos más para completar la futura intervención, pero de momento no se ha llegado a acuerdos con los propietarios. Uno de los suelos pendientes de adquisición recae a la calle Tenerías 11 y es propiedad de la Provincia Canónica de España de la Compañía de Jesús. En principio, según consta en el informe, el Consistorio ofreció el pago de 113.723 euros pero la propuesta no ha sido aceptada. Faltará ver si prosiguen las negociaciones o se optará por iniciar un proceso de expropiación. Además, el segundo suelo de la calle En Borrás no se puede adquirir de momento porque no está libre de cargas.

El Ayuntamiento necesita tener la propiedad de estos suelos, según indicó Gómez, porque la rehabilitación se hará con fondos del plan Confianza y se exige que la propiedad del suelo en el que se interviene sea pública. Ayer también se informó de unas ayudas de 400.000 euros para las empresas que conviertan su plantilla temporal en fija con subvenciones de 5.000 a 7.000 euros.

Fotos

Vídeos