EL 'RUC' CATALÁN

EL 'RUC'  CATALÁN

ANTONIO VERGARA

A partir de que Artur Mas, presidente de la Generalitat Catalana, dijo que iba a convocar un referéndum ilegal para sondear a sus conciudadanos -reblandecidos mentalmente por tantos años de 'agit prop' en TV3- se afianzó una especie de ola independentista, propia de un país inculto, tribal, inconsciente y frívolo.

Uno de los cooperadores necesarios fue el conspicuo Zapatero cuando; siendo presidente aseguró que sería bien recibida -por él- cualquier decisión aprobada en este sentido por el Parlamento Catalán. La clarividencia política de ZP ya está en el 'Gran Libro de los Mayores Errores Políticos del Siglo XXI'.

A fecha de hoy, y tras el neutralizado golpe de Estado de 1 de octubre de 2017, gracias al Gobierno de Mariano Rajoy, ya hay señales suficientes del ablandamiento del ejecutivo de P. Sánchez. Regresamos al 'talante', el 'diálogo' o las 'conversaciones' (¿de paz con quien no se apea del 'burro catalán'?). Este burro ('ruc'), símbolo de la xenofobia independentista, originó una polémica mayúscula en 2007. De la que informó la edición digital de 'La Vanguardia'.

En la localidad de Sort guisaban tradicionalmente dos burros catalanes en la llamada 'Festa del Ruc'. El cocinado lo elaboraba una sociedad gastronómica, 'La Xicoia'. De pronto aparecieron los integrantes de 'Acció i Asociación de Defensa Animal' (sic) para boicotear el banquete porque es 'un símbol de Catalunya, un símbol identitari d'un animal que durant segles ha estat el company de feina de l'home'. ¿Es útil 'dialogar' con tales energúmenos? Muchos se sientan en el 'Parlament' y no tienen cuatro patas como el 'ruc'.

El Gobierno sanchista debería conocer la maltrecha y dramática historia de nuestro país (España) y de su mitificada II República. Tal vez no sabe que cuando Lluís Companys, presidente de la Generalitat de Cataluña, declaró unilateralmente 'l'Estat Català' el 6 de octubre de 1934, el legítimo y democrático gobierno de la II República, presidido por don Niceto Alcalá Zamora, envió al ejército y Companys fue detenido con todo su gobierno. Luego de ser juzgado por el Tribunal de Garantías Constitucionales fue condenado a 30 años de prisión por un delito de rebelión. ¿Era la República 'facha'? Pero en 1936 los liberó el Frente Popular. Mi instinto me sugiere que el actual ejecutivo da signos de reblandecimiento ante el gravísimo desafío del 'ruc' catalán independentista.

España va camino de transformarse parcialmente en unos Balcanes postmodernos, comenzando por la nación de los almogávares. Mientras don Pelayo se levantaba contra los moros en Asturias, otro tanto hacían los montañeses en los Pirineos oscenses. Su capital era, y es, San Juan de la Peña, monasterio cobijado por una piedra enorme, sito en lo que hoy se denomina el Alto Aragón. Todavía conservan los almogávares su lengua propia (la 'fabla'). No sería descabellado, pues, legislar un autogobierno para los almogávares e incluso su derecho a la autodeterminación.

Huelva sería otra nación. Del puerto de Palos de la Frontera zarpó Cristóbal Colón el 3 de agosto de 1492 en busca de un Nuevo Mundo. Es una de las más grandes hazañas que jamás ha hecho una nación, en este caso Palos de Moguer, pedanía de Huelva D.F. Ya en 1932, Huelva, muy consciente de poseer unas señas de identidad propias y una lengua (el 'onubense') se quiso separar de Andalucía para unirse a Extremadura.

En las crónicas parlamentarias de Wenceslao Fernández Flórez ( 'Impresiones de un hombre de buena fe' (1920-1936) se hizo eco de los deseos de Huelva. Y escribió: «En Huelva está el puerto de Palos y la Rábida. En Extremadura nacieron los más esclarecidos, los más temerarios descubridores de América. Extremadura necesita una salida al mar, como Polonia. Polonia ya la tiene. ¿Vamos a negársela a Extremadura?» A los políticos extremeños también les interesaba anexionarse Huelva, cual si de los Sudetes se tratara, como los nazis.

En fin... He visto algunos programas de 'À Punt', la televisión de Compromís, y he sentido vergüenza ajena. Es un retroceso al siglo XIX. Ya lo advirtió Quico Pi de la Serra: «Cultura rima amb Agricultura / Caradura i Confitura».

 

Fotos

Vídeos