Campo de sueños

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Muy en contra de los hombres con moño, de los hombres tatuados y de los hombres que se ven muy superiores a los demás. Pero hago una excepción con Ricky Rubio, que no solo es guapo (esto es lo más importante) sino un verdadero líder, aunque muchos vean un paquete. Lo de que se siente superior lo ha contado su padre. Se lo dijo Ricky después de jugar contra Polonia. El partido de ayer contra Australia fue una cosa extraordinaria. Todo el tiempo igualados. Y esas dos prórrogas. «Si sigues creyendo, la pelota entra», dijo al acabar, como si estuviera dando un mensaje a Kevin Costner en 'Campo de sueños'. Tenía 13 años cuando España ganó el mundial de Japón y lo vio por la tele. A mí, que siempre lo veo por la tele, me parece tan asombroso aquello como esto. Incluso la final de Los Ángeles 84. El baloncesto premia a los que trabajan, cree Ricky. «Esto sólo es baloncesto, pero puede ser un ejemplo de vida». Un tipo con moño dando lecciones.