LOS BARRIOS Y SUS FESTEJOS

MANUEL ANDRÉS FERREIRA

Con la celebración de la Batalla de Flores hemos despedido un intenso mes de julio plagado de actividades y festejos. Ahora, daremos la bienvenida al mes de agosto que, según el calendario festivo valenciano, nos llega con numerosas festividades, sobre todo en las pedanías en las que se mezcla tradición, costumbrismo y antigüedad. Todas muy interesantes.

La verdad es que los valencianos somos un pueblo eminentemente festivo, sólo hay que repasar el calendario de fiestas para comprenderlo. Pero también es de justicia resaltar que es un pueblo eminentemente laborioso.

El mes de agosto nos llega rebosante de fiestas sencillas en barriadas y populares y patronales en localidades cercanas, algunas multitudinarias, como es el caso entre otras de les alfábegues de Bétera y la emocionante cordà de Paterna, a las que debemos añadir la del Cristo de la Salud, en El Palmar, con su espectacular romería por el lago de la Albufera, costumbre que se inicia en 1974; el Cristo Verdadero, en Benifaraig; la Virgen de los Desamparados, en La Font d'En Corts; más exactamente en la ermita del Fiscal, en el corazón de lo que aún nos queda de huerta; la llamada Festa Grossa, en Pinedo; La Purísima y San Miguel, en La Punta con una procesión vespertina espectacular, sobre todo por su itinerario; San Miguel y la Virgen de los Desamparados, en la pedanía de El Saler; San Bernardo, en Poble Nou y La Asunción, el día 15 de agosto, también conocida por la Virgen de Agosto, en nuestra ciudad y en numerosos pueblos de la Comunitat.

El calendario de celebraciones se inician mañana, de no haber ningún cambio, con la festividad de la Virgen de los Ángeles que con todo lujo se celebrará en el barrio del Cabanyal. Cabe destacar una curiosidad y es que en la procesión general y tras la imagen desfila la llamada 'orfena', una clavaria que es elegida todos los años continuando una tradición de principios del siglo XX que rememora la ayuda del barrio a una feligresa que se quedó huérfana.