MENOS AGUA DEL JÚCAR

VICENTE LLADRÓ

El agua de la Albufera proviene, a grandes rasgos, de estas fuentes: del río Júcar y en menor medida de algunas acequias del Turia, aportaciones ocasionales de lluvias fuertes a través de barrancos, retornos de sobrantes de riegos, aguas residuales más o menos depuradas de su entorno urbano-industrial (incluyendo la acequia del Oro, que recoge caudal de Valencia-ciudad depurado en Pinedo) y el 'ullals', las surgencias naturales dentro del lago.

De todos los caudales, el de los 'ullals' son los más 'limpios' pero también los más escasos, su magnitud puede considerarse marginal en comparación con el resto.

La parte más magra es la que llega del Júcar, especialmente a través de la Acequia Real, bien directamente o a través de los sobrantes de riego agrícola.

Sin aportaciones externas, el deterioro del lago sería mucho mayor. Medio siglo atrás le llegaban unos 500 hectómetros cúbicos anuales y el problema principal no era tanto de cantidad sino de calidad, porque no había depuradoras. En la actualidad, el Plan Hidrológico de la cuenca del Júcar le reserva una asignación de sólo 167 hectómetros, lo que significa que sólo se renuevan las aguas de la Albufera siete veces al año, frente a 20 veces cinco décadas atrás.

Las aguas llegan hoy más 'limpias' que antes, pero mucho más escasas. La reducción no es caprichosa, sino el resultado del reparto del agua que hay, que es menos para mucha más población y con más usos. Frente a las expectativas frustradas de trasvases desde otras cuencas, al Júcar le han salido más 'clientes' que atender. Los nuevos regadíos de La Mancha o el trasvase al Vinalopó son algunos ejemplos que merman el caudal que antes iba en mayor medida hacia la Albufera.

Un factor que también contribuye a mermar el caudal es, paradójicamente, la modernización de los regadíos de la Acequia Real. El agua que riega naranjos, frutales y hortalizas va ahora por tuberías; por el canal que antes fluía siempre y para todo sólo circula el caudal limitado del arrozal. El ahorro conseguido mejoraba antes el lago.