Miguel Delibes

CARMEN VELASCO

No es 'spoiler', es la realidad: los periodistas cometemos errores. Aún así, nadie se imagina a un ciudadano de a pie indicando a un cirujano maxilofacial cómo ha de hacer su trabajo en la mesa del quirófano, pero cualquier persona se arroga algún tipo de autoridad para dar instrucciones al profesional de la información. No sólo es cuestión de medir qué partido político o empresa presiona más y mejor al reportero. «Antes no nos dejaban preguntar y ahora nos dejan pero no nos contestan», dijo Miguel Delibes, del que hoy se cumplen siete años de su muerte. No son buenos tiempos (¿alguna vez lo fueron?) para ejercer el oficio más maravilloso del mundo, como lo definió García Márquez. Es más fácil tener opinión sobre la práctica y el negocio periodístico que actitud y recursos para mejorarlo. Siempre faltan respuestas, como apuntó el autor de 'El camino', y nunca hay suficientes valientes tanto dentro como fuera del periodismo, que está amenazado de muerte pero es inmortal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos