Cara y cruz para el PP

Las condenas por el caso Gürtel contrastan con el archivo de la causa contra Miquel Domínguez por el presunto blanqueo

Coincidiendo con el inicio de un congreso que se presenta muy tranquilo en comparación con las convulsiones que viven otras formaciones, el PP se vio agitado ayer por dos noticias de signo muy diferente y que afectan a casos de presunta corrupción en los que se han visto envueltos cargos del partido. En la misma jornada, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana hizo pública la sentencia por la que condena a nueve años de prisión a la exconsellera y expresidenta de Les Corts, Milagrosa Martínez, por amañar contratos para Fitur y que también impone penas de trece años para Francisco Correa y de doce para Álvaro Pérez 'el Bigotes', cabecillas de la trama, e igualmente comunicó el archivo de la causa contra el huy diputado autonómico Miquel Domínguez por el supuesto blanqueo de capitales durante la campaña municipal de 2015. La sentencia sobre la rama valenciana del caso Gürtel es de una dureza extrema ya que han sido condenados 11 de los 13 enjuiciados por delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, falsedad y asociación ilícita. Este primer fallo aborda el fondo de la corrupción con rigor y ejemplaridad, y sin duda sentará precedente en los demás juicios que esperan a los actores de 'Gürtel' -una red corrupta que se organizó en Madrid, donde estalló el escándalo, y extendió sus tentáculos a Valencia- y a los demás implicados en casos similares. Por su parte, la jueza instructora del caso del blanqueo decreta el archivo «ante la insuficiencia de indicios» que acrediten la participación del investigado, lo que seguramente anticipa idéntica decisión para el resto de imputados y deja en el aire la certeza de que este mismo camino hubiera seguido la causa abierta contra Rita Barberá en el Supremo. Nunca se podrá saber, ya que su trágica muerte tras el linchamiento político al que fue sometida impidió avanzar en un procedimiento que probablemente hubiera acabado en nada. En ambos casos, la Justicia ha hecho su trabajo.